Mendoza Mendoza
viernes 22 de abril de 2016

Síndrome de Down: arranca primer encuentro binacional

Ya hay 550 inscriptos. Ha sido organizado por una asociación mendocina, una nacional y una chilena. Buscan inculcar en las familias la no sobreprotección y que participen los abuelos, tíos y hermanos

"Mi hija tiene cinco años y está en una escuela común. Verla ir feliz y tener una relación hermosa con los compañeros es mágico", expresó Juan Chirca, papá de Sara, quien tiene síndrome de Down, y presidente de la Asociación Down Mendoza (ADOM). Él es, junto con otras dos asociaciones, uno de los organizadores del primer encuentro binacional para familias de personas con esta característica.

El encuentro, que se desarrollará entre hoy y mañana, fue organizado por la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA), Down 21 Chile y ADOM. Cuenta ya con más de 550 inscriptos, aunque esperan colmar los 800 lugares de capacidad del centro cultural ATSA, ubicado en El Challao, en la avenida Champagnat sin número.

Por tratarse del primer encuentro de este tipo a realizarse en Latinoamérica –hay antecedentes en Europa– vendrán personas de distintos puntos del país, además de 70 chilenos de Santiago, Reñaca, Pucón, Viña del Mar e Iquique. Las expectativas son tan grandes que desde Gualeguaychú y Salta ya se comunicaron con ASDRA para concretar un segundo evento.

El objetivo es crear un ámbito en el que se invite e incluya al resto de la familia, dado que los congresos científicos en este campo suelen estar destinados únicamente a los padres junto con sus hijos con síndrome de Down.

"Que los abuelos, tíos, hermanos y amigos estén presentes, porque entendemos que trabajamos mucho para que nuestros hijos estén incluidos en la sociedad, pero nos falta hacerlo para que la sociedad los incluya", remarcó Juan.

Las actividades comienzan hoy a las 15.30 y terminan a las 21, y continúan mañana desde las 10 hasta las 22. Además de charlas con especialistas habrá distintos puntos de reunión para la interacción de los asistentes, como un rincón matero, shows musicales y de títeres, clases de tango y actividades artísticas en las que participarán payamédicos.

Otro sector estará ocupado por cinco gazebos, uno institucional de ASDRA, otro de contención, apoyo y derechos, un tercero destinado a salud, el cuarto a educación y el quinto para trabajo y vida independiente.

"Hay que generar prácticas diferentes. La experiencia del encuentro es que el abuelo pueda venir a interactuar con otros abuelos en un ámbito donde vea que se puede relajar y divertir, que de lo que se trata es de vivir en familia", aseguró Pedro Crespi, director ejecutivo de ASDRA.

Crespi destacó que a partir de los avances sociales, de inclusión y medicina, las personas con síndrome de Down tienen una expectativa de vida que llega a los 65 o 70 años, además de que su coeficiente intelectual se duplicó y hasta triplicó, llegando en algunos casos a los 50 puntos o más. "Por eso es muy importante entender que la principal causa de discapacidad es la sobreprotección familiar", concluyó el representante de ASDRA.
Fuente:

Más Leídas