Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 25 de agosto de 2016

Sin quórum, se cayó la sesión para ratificar el convenio del Casino

El oficialismo necesitaba 25 votos para aprobar las modificaciones propuestas por el Gobierno, pero sólo reunió a 24 senadores. El gran ausente fue Pereyra (FR).

Una sesión que podría haber terminado en escándalo, pero que nunca se realizó. Así fue la jornada de este miércoles en Diputados, cuando el oficialismo se disponía a aprobar el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT)de los trabajadores de Juegos y Casinos, que fue modificado por decreto del Ejecutivo de Mendoza.

Si bien hubo 24 diputados presentes (22 radicales, más Pablo Priore del PRO y Marcos Niven del PD), faltó uno para que la sesión se realizara.

El díscolo fue Guillermo Pereyra (FR), quien aunque participa en el Frente Cambia Mendoza está mostrando claros signos de autonomía. En esta oportunidad y por ser de extracción sindical, no ingresó al hemiciclo y su ausencia, sumada a la de los peronistas y el FIT, provocó que la sesión se cayera.

Este suceso fue interpretado por los trabajadores del Instituto Provincial de Juegos y Casinos, que se encontraban arengando en la entrada de la Casa de las Leyes, como un triunfo, al menos momentáneo, frente a la decisión del Gobierno de cambiar una cierta cantidad de disposiciones aprobadas en paritarias y que fueron ratificadas hace algunas semanas por la 5ª Cámara del Trabajo.

"Para nosotros hoy ha sido un triunfo importante y ha sido un llamado de atención para el Gobierno.No sólo la Justicia nos ha dado la razón. En la Legislatura hoy se cayó el quórum para hacerle ver a Cornejo que avasallar a los trabajadores no es la forma de gobernar", enfatizó Martín Caín, secretario general de la Unión del Personal de Juegos y Casinos de Mendoza (UPJCM).
Enojo oficialista
El tema de la ratificación del CCT de los trabajadores del Casino tiene a mal traer al gobierno de Cornejo.

Primero fue la instalación de una carpa que se mantuvo en el ingreso al casino provincial desde la fecha de los despidos –fines de enero– hasta principios de mayo. Después, el fallo de la 5ª Cámara del Trabajo que avaló la validez del acuerdo.

Esta vez fue la Legislatura la que le salió en contra con un tema más que polémico. Esto porque aún están en juego alrededor de 80 puestos de trabajo de empleados que se encontraban en planta temporaria en Casinos.

Lo que el Gobierno intentó –y ya logró a medias, puesto que fue ratificado por el Senado– es lograr la aprobación del convenio, que nunca se envió al Poder Legislativo para su ratificación. Eso sí, con modificaciones. Los puntos conflictivos son la creación de una comisión con mayoría de participación del personal que evaluaría el ingreso, los ascensos y las promociones de empleados. Por otra parte, se suman las garantías de los trabajadores que se encontraban en planta temporaria de pasar a planta permanente. Y por último, la consagración del derecho a la sucesión en los cargos para los hijos de los empleados que se jubilan o mueren.

"El convenio tiene una serie de privilegios irritantes para los trabajadores del Casino, que no estábamos dispuestos a ratificar. Es lo mismo que ha estado pasando en toda la Administración Pública en los últimos años. Es que durante las administraciones de Celso Jaque y Francisco Pérez, los gremios gobernaban la provincia. Está claro que no íbamos a avalar un convenio de esta naturaleza", indicó César Biffi, jefe del bloque radical en Diputados.

Las negativas del FPV y del FIT se preveían, aunque no la del Frente Renovador
En la vereda de enfrente del oficialismo se encuentran los que no quieren que Cornejo modifique el convenio y mucho menos que lo envíe a Legislatura.

Estos son el FPV, el FR y el FIT. Huelga decir que el mayor conflicto del oficialismo es con el Frente Renovador, puesto que es aliado en la provincia.

La negativa del peronismo y la izquierda era previsible.

Al respecto, el peronista Jorge Tanús opinó: "La decisión del FPV es estar del lado de los trabajadores. Cornejo no puede modificar por decreto las condiciones laborales de los trabajadores del Casino. Esto es una puerta para modificar las condiciones laborales de todos los demás", aseguró el diputado justicialista, y agregó: "El peronismo no va a avalar que se persiga más a los empleados públicos ni que se denigre su tarea. Por lo tanto, nuestra decisión es no acompañar esta medida autoritaria de Cornejo y retirarnos del recinto", remató el legislador.

Por su parte, el diputado Lautaro Giménez, del FIT, consideró que "La Unión Cívica Radical, el PRO y el PD querían imponer el tratamiento de un convenio modificado por el Gobierno, que la Legislatura debía homologar. La intención del radicalismo es burlar el fallo de la Justicia, que les dio la razón a los trabajadores".

Se hicieron oír. En las puertas de la Legislatura se concentraron ayer numerosos trabajadores del Casino de Mendoza. Nucleados en ATE y UPJCM los manifestantes llevaron sus banderas y sus bombos y terminaron festejando que la sesión fracasó.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas