Mendoza Mendoza
lunes 09 de octubre de 2017

Se presenta el primer catálogo visual de monumentos locales

Itinerarios monumentales de la historiadora Patricia Favre reúne 100 obras emblemáticas para conocer más sobre patrimonio y es de utilidad para el turismo y las escuelas

Los monumentos y las esculturas son las obras más antiguas y eficaces creadas por el hombre para la transmisión del conocimiento histórico. Su trascendencia radica en la capacidad que tienen para dejar un registro inmortal sobre un momento, un episodio épico o la hazaña de un personaje que se quiere recordar.

Pese a esta relevancia, la provincia no contaba con un trabajo que reuniera información acabada sobre estas "máquinas del tiempo". Hasta ahora, ya que tras años de investigación finalmente se confeccionó el primer catálogo visual de los monumentos y esculturas de valor histórico y artístico locales.

El libro Itinerarios monumentales, escrito por la historiadora del Arte, Patricia Favre, será presentado hoy a las 19 en la Feria del Libro e incluye una selección de 100 obras, en los que están representados todos los departamentos. Reúne información de las principales obras patrimoniales erigidas en el siglo XX y comienzos de este.

La investigación es de suma utilidad para conocer más sobre los aspectos culturales de Mendoza y sirve de guía para actividades turísticas y la enseñanza en las escuelas. Para su realizadora este inventario contribuye a "afianzar los sentimientos de identidad, puesta en valor y conservación del patrimonio". Además podrá ser usado para la confección de circuitos históricos.

"Trabajé en el área de patrimonio desde los '90 y hasta el año pasado. Fueron unos 27 años que me sirvieron para aprender. El libro se hizo tras mucho tiempo de relevamiento, de viajar y de recorrer las calles. Para la selección tuve que conocer mucho y ver bastante. Espero que el libro sea de consulta y sirva de guía. Es riguroso con los datos, pero confeccionado para todo público", dijo Favre.

favre monumentos.jpg


Un quitadudas
La primera obra monumental emplazada en un espacio público de la provincia tuvo un fin decorativo y se trató de una fuente. La misma estuvo primero colocada en la plaza Independencia y actualmente, es la que ocupa el centro de la principal plaza de Maipú. Asimismo, las primeras esculturas locales de las que se tiene registro y aún perduran fueron el Cristo Redentor, erigido en 1903, y la estatua de la plaza San Martín, en 1904.

Estos interesantes datos y muchos más son los que aporta Favre. El catálogo está organizado a través de fichas, en las que se establecen aspectos como ubicación, autor, fecha, material, técnica, dimensiones, tipología, reseña histórica y descripción del bien. Cada pieza está identificada por fotografías con una vista general y algunos detalles. Además, contiene un anexo donde se establecen homenajes a obras desaparecidas.

"No solo es un texto descriptivo. Es también un poco simbólico, porque habla de los caminos de la escultura y los recorridos posibles que se pueden llegar a trazar para conocerlas. Fue pensado como una trayectoria en el tiempo. Es una manera de hacerles un homenaje a lo escultores mendocinos que no han sido referenciados antes", explicó la autora.

"Busqué darle un orden a algo que estaba disperso. Muchas veces vemos obras y sabemos dónde están, pero no conocemos su historia, los valores que hay detrás de ellas, ni quiénes son los artistas. Creo que se logró que quedara rescatado lo más importante. No hay mucho más afuera", agregó.

La nómina incluye bienes realizados con un sentido figurativo o abstracto, y distingue entre obras decorativas y aquellas elaboradas con un sentido conmemorativo. Los temas son muy variados, pero el homenaje a San Martín es recurrente, por ser una de las figuras más importantes de la patria. Además, la lista cuenta con monumentos recientes. "Hay estatuas decorativas, fuentes, farolas y obras muy modernas, como la esfera roja del Le Parc", concluyó la investigadora, que dará más detalles hoy a las 19 en la sala Lorenzo del Julio Le Parc.
Fuente:

Más Leídas