Mendoza - Luján de Cuyo Luján de Cuyo
viernes 18 de marzo de 2016

Se les murió una paciente por no tener guantes para operarla y ahora deberán pagar una millonaria suma

La OSEP y un sanatorio de Luján de Cuyo deberán pagarle al esposo e hijos de la mujer que perdió la vida por una grave apendicitis.

Una millonaria indemnización deberán afrontar la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP) y un sanatorio de Luján de Cuyo por un caso de mala praxis que tuvo su repercusión en el fuero civil.

La fatídica crónica tiene su punto de partida el 17 de mayo de 2010, cuando la mujer de 47 años ingresó al Hospital del Carmen por fuertes dolores en la zona del estómago, los cuales fueron diagnosticados como una distensión abdominal.

Los médicos le efectuaron las curaciones correspondientes y le dieron de alta, indicándole un tratamiento a seguir. Pese a cumplimentar esto, la mujer volvió a sufrir la misma dolencia al día siguiente y cerca de las 20 se dirigió al nosocomio ubicado en Godoy Cruz, donde otro médico le detectó un abdomen agudo oclusivo –requiere atención de forma urgente- y la derivó al Sanatorio Regional para operarla.

En ese centro asistencial comenzó a agravarse su cuadro, pero los profesionales de la Salud no podían operarla por la falta de guantes de vinilo, ya que la mujer tenía alergia al látex. El esposo de la paciente debió concurrir a la delegación de OSEP ubicada en Luján de Cuyo, donde le brindaron los guantes necesarios recién tres días después.

La operación no salió como los médicos esperaban. La mujer tenía una apendicitis muy importante que derivó en un paro cardíaco en el quirófano, aunque los cirujanos lograron reanimarla. Desde ese momento quedó internada en terapia intensiva. Sin embargo, veinte minutos después la mujer perdió la vida.

Tanto el esposo de la víctima fatal como sus cinco hijos presentaron una demanda contra OSEP y contra el sanatorio en busca de recibir una indemnización de 800 mil pesos por daño material y moral.

Desde la obra social estatal contestaron que no pudieron diagnostica la infección que tenía la mujer ya que no tenía antecedentes de ello, por eso la derivaron al sanatorio que carecía de las condiciones para realizar la cirugía.

Por su parte, los representantes legales del centro asistencial alegaron que la mujer tenía alergia al látex y que su familia ocultó esta información a los galenos, además que la infección fue a último momento.

Uno perito médico que declaró en el expediente civil aseguró no entender por qué se había pospuesto la cirugía: "La alergia al látex no impide realizar una cirugía de urgencia, ya que se efectúa con medicación antialérgica o la compra de los guantes vinílicos fácil de adquirir en el mercado".

También criticó el accionar de los médicos que la recibieron por primera vez en el Hospital del Carmen ya que la dejaron retirarse sin descartar un cuadro infeccioso.

Quien resolvió el caso fue la jueza civil Graciela Simón, quien luego de analizar las pruebas determinó que "existió una grave negligencia en la atención médica brindada"

"Cabe responsabilizar a la OSEP por el Hospital del Carmen y al Sanatorio Regional, atento a la falta de prestación de un adecuado servicio médico motivo por el cual, una paciente que consultó por primera vez en la guardia médica el 17/18 de mayo fue intervenida quirúrgicamente el 21 de mayo con un cuadro irreversible de peritonitis y shock séptico, que le ocasionó la muerte".

De esta forma condenó a amabas instituciones a pagar al esposo e hijos de la víctima fatal una suma de 1.146.000 pesos, más intereses y costas, lo que deberá efectivizarse a menos que las parte vencida apele el fallo.

Fuente:

Más Leídas