Mendoza - Mendoza Mendoza
lunes 23 de mayo de 2016

Se despejó el cielo pero se espera que vuelvan días nublados y lloviznas

Los pronósticos meteorológicos indican que en los próximos días volverán las nubes y el tiempo desmejorará otra vez.

Los mendocinos lo festejaron casi como campeonato de fútbol. Salió el sol en Mendoza este domingo después de veinte días de nubes, neblina, lloviznas, de barro en las veredas, de hojas mojadas pegadas al suelo, de improvisada y oportuna venta de paraguas en las esquinas. Ya está. Mendoza volvió a ser Mendoza, aunque sea por un día porque, según los pronósticos, parece que los días nublados volverán a la carga.

De acuerdo a los datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), estaba pronosticado que se despejara el cielo y dejáramos de ser una especie de "Londres cuyano" para volver a ese solcito que calienta en la siesta a algún transeúnte ocasional en el banco de una plaza.

Pero no todo lo que brilla –en este caso el sol– es oro y los días nublados volverán.

El meteorólogo Luis Nilo González dio las malas nuevas. "Nos va a durar poco el sol, sigue muy húmedo y vamos a días parcialmente nublados y fríos. A partir de mitad de semana en adelante, vuelven las lloviznas", adelantó el especialista.

Dijo que no habrá heladas porque no tendremos mínimas bajo cero y porque hay mucha humedad en el ambiente. "En cordillera el tiempo empeora a partir del viernes con fuertes nevadas", agregó.

"Nubosidad variable, parcialmente nublado y neblinas" es lo que pronostica el SMN para los próximos días en la ciudad de Mendoza. A diferencia de las últimas semanas, en esta sí se sentirá mayor amplitud térmica entre las temperaturas mínimas y máximas. Habrá cerca de diez grados de diferencia y oscilarán entre los 5° y los 14° al menos los próximos tres días.

Récord histórico
Los mendocinos no veíamos el sol desde el 1 de mayo cuando salió claramente por última vez. Desde ahí tuvieron que pasar 20 días para volver a verlo y el tema era objeto de todas las charlas, de todas las edades, en todos los lugares. El doctor en meteorología, Federico Norte, dijo a radio Nihuil que desde 1982, desde que se tienen registros, nunca había llovido tantos días seguidos en Mendoza.

Cayeron aproximadamente 20 milímetros de agua, cuando el promedio para todo mayo es de 10 milímetros.

Lo que causó este fenómeno que nadie entendía tenía una explicación científica. Se trató de un bloqueo anticiclónico, una especie de "pared" que hace que los frentes fríos no puedan pasar por ahí.

En la Patagonia hubo un bloqueo que desvió los frentes fríos a otros sectores más al norte, que lo rodearon por arriba y llegaron, entonces, al norte de la Patagonia y a la región de Cuyo, lo que ocasionó tantos días de lloviznas.

Este tipo de procesos suele durar entre tres y cinco días, por lo cual no se sienten de forma especial. Pero como este perduró más de 15 días, se hizo notable su influencia.
Fuente:

Más Leídas