Mendoza - Mendoza Mendoza
lunes 04 de abril de 2016

Se cumple el cuarto paro docente en Mendoza esta vez con el apoyo nacional

Los maestros paran esta jornada con respaldo de los gremios estatales y la CGT local, mientras que el Gobierno insiste que la adhesión a las huelgas va decayendo y pide que lleven los chicos a las escuelas.

La confrontación entre los maestros mendocinos y el Gobierno de Mendoza aún no ha terminado y este lunes en el conflicto se juega una carta crucial, ya que los docentes cumplen al cuarto paro en poco más de un mes, pero con 10.498 trabajadores a los que el jueves el Ejecutivo no les pagó el ítem aula por haber faltado de modo injustificado cuando adhirieron a las huelgas anteriores.

Desde el Gobierno volvieron a convocar a los padres para que lleven a sus hijos a clases, ya que aseguran: "El nivel de adhesión a estas medidas de fuerza ha ido decayendo con el tiempo y en el último paro, del 21 de marzo, fue mayor el nivel de ausentismo de alumnos que el de docentes". Según registros que habla el gobierno de Mendoza, ese día el acatamiento fue sólo del 36,2%.

Por primera vez, los maestros han sentido en los bolsillos el rigor del descuento del día no trabajado junto con el presentismo y el 10% promedio del incremento salarial que representa el ítem aula.

La pregunta del millón es si la retención aplicada por el gobierno de Alfredo Cornejo disciplinará a los maestros abriendo un flanco en la lucha gremial o si, por el contrario, enardecerá los ánimos provocando mayor adhesión al paro y las protestas.

Es por esta razón que el SUTE (docentes estatales) y el SADOP (docentes privados) no disputan solos esta cuarta huelga, sino con el acompañamiento de CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina), SADOP nacional y por la UDA (Unión de Docentes Argentinos), que realizan este lunes una huelga en todo el país.

Otra que adherirá al paro es Fadiunc, la federación que reúne a los profesores e investigadores y al personal de la UNCuyo, y que cada vez que hacen medidas, logran paralizar al máximo los colegios secundarios de la casa de altos estudios.

El paro nacional se convocó, además, para reclamar por la no criminalización de la protesta social justo cuando se cumple el noveno aniversario del asesinato del docente Carlos Fuentealba, asesinado en 2007 en Neuquén por la policía, durante la represión de una protesta en la ruta 22; por la eliminación del Impuesto a las Ganancias, contra los despidos en el Estado y la actividad privada, el tarifazo en los servicios públicos y los topes salariales.

La repercusión del conflicto mendocino en los sindicatos nacionales es producto de la fuerte preocupación que ha generado el aumento por decreto y la imposición del ítem aula en Mendoza, algo que no ha ocurrido en otras provincias.

Esa inquietud y el apoyo quedarán reflejados este lunes, con la presencia en Buenos Aires del titular del SUTE, Adrián Mateluna, quien será el encargado de abrir el discurso de la marcha que partirá hacia Plaza de Mayo, desde las puertas de la Casa de Mendoza, en la Capital Federal.

En diálogo con Diario UNO, Mateluna aseguró: "CTERA vino a apoyar con gran preocupación porque ve que en Mendoza se está haciendo un ensayo que puede extenderse luego al resto del país".

Además, en Mendoza, los gremios estatales y los sindicatos de la CGT Mendoza (Confederación Argentina del Trabajo) en su gran mayoría representantes de la actividad privada, decidieron acompañar a los docentes no con un paro, pero sí sumándose a la movilización, que se congregará a las 10, frente a la Legislatura para marchar luego hasta Casa de Gobierno, donde la secretaria gremial del SUTE, Liliana Chávez, liderará el acto.

Por primera vez, la CGT mendocina interviene en el conflicto, aunque sea saliendo a la calle y el dato no es menor porque a nivel nacional las tres CGT que se están unificando recién están evaluando algún tipo de marcha para fines de abril.

Al Gobierno nacional no le es ajena la huelga docente que se hace este lunes, sobre todo, porque ya había cerrado casi todos los conflictos con los maestros y le ha quedado el de Mendoza en pie.

Hay hasta versiones cruzadas sobre el impacto que ha tenido la pulseada provincial en Buenos Aires. Mientras desde fuentes sindicales aseguran que hay cierta presión del PRO a Cornejo para que arregle esta situación, en el radicalismo niegan esto, pero reconocen que la ayuda económica ofrecida por la Nación para afrontar la paritaria docente estaba muy lejos de las cifras que Mendoza necesitaba.

A la gestión de Mauricio Macri se le sumó un hecho político que va a marcar el gobierno de Cambiemos en adelante: las tres CGT decidieron reunificarse con el apoyo de 150 diputados, lo que ha dado nuevos ánimos a los sindicatos estatales y privados para reclamar por la situación de sus trabajadores.

Para la gestión de Cornejo será una antesala fundamental, con la paritaria de los trabajadores de ATE Administración Central ya abierta y con el muy sensible sector de la Salud y los judiciales aún en la lista de espera.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas