Mendoza Mendoza
domingo 12 de febrero de 2017

Se comenzó a utilizar la primera tobillera para violentos

En este caso la solicitud llegó de la fiscalía de Las Heras-Lavalle con la prohibición de que el agresor no se acercara a 2 kilómetros de la víctima.

Esta semana también se comenzó a utilizar la primera de una partida de sólo 20 pulseras electrónicas con geolocalización para evitar que un agresor viole una prohibición de acercamiento. El sistema está ideado para que un fiscal defina en qué caso amerita que el agresor use una pulsera electrónica que lo controle.

En este caso la solicitud llegó de la fiscalía de Las Heras-Lavalle con la prohibición de que el agresor no se acercara a 2 kilómetros de la víctima.

Así funciona
El equipo tiene 2 dispositivos: uno que es como un celular con sistema georreferencial que tiene que portar la víctima y que tiene una salida a celulares y un botón de pánico, y la tobillera que el agresor no se puede sacar sin tener que romperla y que está controlada por un centro de monitoreo.

"La novedad aquí es que la zona de exclusión es móvil. La víctima puede movilizarse donde quiera y el sistema delimita la zona de exclusión. Si el agresor, queriéndolo o no ingresa a esa zona, se le llama para informárselo y si decide hacer caso omiso se activa el envío de móviles policiales, mientras se comunican con la víctima para ponerla a resguardo", resumió Juan Ignacio Mulet, director de Enlace de Asuntos Penitenciarios y Justicia del Ministerio de Seguridad, de donde se otorgan estas pulseras.

A las pulseras se podrá sumar en breve el botón de pánico que aún no se implementa en la provincia.
Otra de las opciones que se suelen utilizar hoy como método de alerta es una aplicación gratuita que se baja al celular y que funciona como botón de pánico, alertando a tres contactos del celular.
Fuente:

Más Leídas