Mendoza Mendoza
sábado 30 de abril de 2016

Retoques y cirugías a las que apelan los mendocinos

En el ranking de las consultas aparecen microimplantes capilares y aplicación de ácido hialurónico y bótox.

Los entendidos dicen que el primer golpe de realidad llega cuando el chico que atiende en el quiosco deja de preguntar "¿qué necesitás?" y sin escala pasa al "¿qué necesita, señor?". Ese trato obliga a aceptar que el tiempo pasó y que dejó sus marcas en el rostro y en el cuerpo. Y ese es el paso previo para que varios hombres –cada vez más jóvenes– apelen a los primeros retoques de estética facial, lo que hoy va en aumento. A ellos se suman los que invierten dinero y tiempo en implantes capilares, los que repiten sesiones para bajar la adiposidad abdominal y los que se deciden por la depilación definitiva. En menor medida, ya se animaron los que buscan engrosamiento o alargamiento del pene.
Las salas de consulta en las clínicas de estética ha sido testigos de una mutación social. Esos lugares, que en principio eran reductos en los que se reunían las mujeres, más tarde vieron llegar a la comunidad gay y hoy acude todo tipo de hombres, desde el metrosexual que busca borrar arrugas hasta el deportista que pretende erradicar de su cuerpo ese molesto bello en el pecho o en la espalda.
"En nuestra experiencia, la mayoría de las consultas masculinas llegan para saber del microimplante capilar. El hombre que ya empezó con problemas de calvicie no espera a quedar pelado para consultar y muchos se deciden porque es una cirugía de 4 horas, sin dolor y con un resultado permanente. Pelo que se implanta no se cae", asegura el cirujano Darío Biancotti (matrícula 10.840), quien se especializa en este tipo de tratamientos en San Rafael, además de otros menos invasivos. En el mercado, este tipo de implantes tiene un costo que ronda los $35.000 y en varias clínicas aceptan tarjetas de crédito para el pago.
Sin embargo, más allá de decidirse a enfrentar el flagelo de la calvicie, según confían desde las clínicas estéticas, cada vez son más los hombres que optan por retoques no invasivos, como la aplicación de ácido hialurónico o bótox en zonas claves del rostro, con los que recuperan tonicidad en la piel y alejan los fantasmas de las arrugas en el contorno de ojos y frente o borran los molestos surcos de la comisura de labios.
Aquellos que se vean empujados a mejorar la autoestima con este tipo de retoques deberán saber que en varias clínicas que lo aplican piden que el paciente lleve el ácido hialurónico. En ese caso, el producto –de varias marcas– en las farmacias locales supera los $3.000 y el costo de cada aplicación, que se abona en la clínica, puede rondar los $4.000. La duración estética de este tipo de tratamiento varía en cada organismo, pero se estima entre los 4 y los 6 meses.
"Estos retoques son un camino de ida. Yo me puse ácido hialurónico en la frente porque tenía arrugas que me hacían ver como si estuviera todo el tiempo enojado y después, apelé a borrar el surco nasogeneano. También me embarqué en la ultracavitación en el abdomen. Ahí te rompen la adiposidad y con masajes linfáticos, la drenan. En esto tenés que ser constante para que se vean los efectos", confía Fernando (45), quien pide no difundir su apellido para evitar que trascienda el secreto de su juventud.
Esa molestia que Fernando detectó en su abdomen es lo que parece quitarles el sueño a los mendocinos de entre 30 y 35 años, y sin más los arrastra a un centro de estética. "Esto es mínimamente invasivo, se combina aparatología con láser y radiofrecuencia o infrarrojo y lipomasajes. Cada vez son más jóvenes los pacientes que consultan por este tratamiento, pues en general se nota claramente en la reducción del abdomen y el contorno corporal", cuenta la médica Fabiana Torresi (matrícula 6.662), quien realiza estos retoques estéticos en una clínica de Ciudad. Para conseguir efectos más duraderos, se recomienda hacer 12 sesiones con estos aparatos, cuyo precio total asciende a los $5.000.
Entre las consultas más precoces, los esteticistas cuentan a los jóvenes, de más de 20 años, muchos de ellos deportistas que piden la depilación definitiva. Si el objetivo es depilar pecho y espalda o brazos cuesta entre $1.500 y $1.800 la sesión.

Lo más solicitado

Microimplante capilar
$35.000. Cirugía definitiva.
Se extraen las unidades foliculares de los laterales y parte de atrás de la cabeza, y se implantan en la parte superior.

Depilación definitiva
De pecho espalda o brazos.
$1.500 por sesión individual.
$5.800 el paquete de 4 sesiones. Se recomiendan entre 6 y 8.

Ácido hialurónico, contorno de ojos o surcos nasogeneanos
$4.000 La aplicación
$3.000 El ácido
El efecto dura entre 4 y 6 meses, y se recomienda ahí un retoque.
El ácido hialurónico puede retener gran cantidad de agua y su función es hidratar la piel y comportarse a modo de lubricante y amortiguador

Mesoterapia facial
Para mejorar la tonicidad de la piel
$600. Aplicación semanal. Se recomiendan 12 sesiones.
Técnica de aplicación de sustancia en el tejido mesodérmico a través de microagujas en forma local.

Tratamiento de adiposidad abdominal
$5.000 12 sesiones. Se realiza una sesión cada 15 o 20 días.

Prolongación y engrosamiento peneano
Este tipo de cirugías se trabajan junto con médicos urólogos. Lo que se está utilizando es el lipofiling
Se utiliza la propia grasa del paciente que se extrae de la zona abdominal que rodea el ombligo
Esa grasa se utiliza para el engrosamiento o prolongación.
Se apela a esto por una disfunción y no por mera estética
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas