Mendoza - docentes docentes
miércoles 09 de marzo de 2016

"Rechazamos la propuesta porque funciona de forma perversa"

El SUTE rechazó la propuesta anualizada del 32% que le presentaron desde el Gobierno de Mendoza por considerarla insuficiente y por incluir, nuevamente, al ítem aula.

Se sentaron por sexta vez frente a frente, a la misma mesa de la Subsecretaría de Trabajo. Un mes después el calor ya no era el mismo. Pero entre ellos la cuerda estaba más tensa y la paciencia ya alcanzaba su punto límite. Volvieron a discutir. Se levantaron la voz. Se enojaron. Y, aunque en un momento parecía que finalmente un arreglo iba a ver la luz, no pasó. La discusión entre el Gobierno de Mendoza y el SUTE por el salario docente terminó sin acuerdo y los trabajadores irán a un paro este jueves. El gobernador Alfredo Cornejo había adelantado que si no se aceptaba el ofrecimiento, la posibilidad de dar un incremento salarial por decreto tenía cada vez más chances.

El ítem aula volvió a ser el protagonista de la historia. En una reunión que se extendió casi por seis horas, los representantes del sindicato estuvieron dispuestos a analizar casos testigos y simulaciones de salarios, aunque ya en los plenarios el mandato era que se rechazaría la oferta si este ítem seguía presente.

El Gobierno presentó, nuevamente, tres casos de aumentos diferenciados para maestros, profesores de secundaria y celadores, algo que el gremio volvió a cuestionar. Esta diferenciación, llevada a cada uno de los casos de trabajadores de la educación teniendo en cuenta los puntajes, las zonas, la antigüedad y todos los demás puntos que componen el salario, hicieron que la propuesta terminara siendo para los docentes casi un laberinto sin salida.

La muestra básica que llevaron, en principio, los miembros paritarios del Ejecutivo es para un docente con 10 años de antigüedad y 10% de zona. Para un maestro en estas condiciones lo propuesto es un incremento del 7%, más el ítem aula y el incentivo docente, lo que termina siendo el 20% hasta julio. De ahí en más, ofrecieron 10% más para el resto del año lo cual, anualizado, representa el 32% de incremento.

Con estos números sobre la mesa, Adrián Mateluna, secretario del SUTE y Liliana Chaves, secretaria gremial, pidieron que les trajeran simulaciones de otros casos que abarcan a la mayoría de los trabajadores. Aunque pidieron tres ejemplos, les trajeron planillas con todos y cada uno de los cargos y casos lo que les hizo un poco difícil el análisis.

Luego de una hora, Mateluna dio las conclusiones de lo que habían visto. "El porcentaje ofrecido en términos de zona, jerarquía y antigüedad va cayendo. El 32% sólo alcanza a quien se inicia y hacia el resto comienza a caer. El ítem aula es el 10% de lo ofrecido y aún considerándolo, la propuesta es mala", dijo frente a Ulpiano Suárez, subsecretario de Gestión Pública y Modernización del Estado y al miembro paritario del Gobierno, Luis Santamaría, Antonio Bizzoto, subsecretario de Hacienda.

"La propuesta es insuficiente. Han tratado de confundir. Rechazamos la propuesta porque funciona de forma perversa. Queremos una propuesta entendible, unificada y sin el ítem aula", agregó el sindicalista quien confirmó el paro y movilización para este jueves.

Tanto Santamaría como Suárez ratificaron que esta "es la mejor propuesta que el Gobierno pudo hacer.

Si está rechazada, damos por terminada la negociación salarial de esta paritaria", dijo Santamaría. Ahora sólo resta esperar a que el gobernador Alfredo Cornejo decida si firma el decreto del aumento, dado que las partes han dejado en claro que el acuerdo está muy lejos de llegar.

Sin cronograma paritario
Frente a la complicada situación que hay con los maestros y una paritaria por aumento salarial que quedó sin acuerdo, el Gobierno de Mendoza debe enfrentarse en los próximos días a los demás trabajadores que forman parte del Estado.

Tradicionalmente, los que siguen a los docentes son los médicos y los profesionales de la salud, pero este año eso aún no está definido.

El subsecretario de Trabajo, Alejandro Jofré, dijo que todavía no está determinado cómo seguirá el cronograma de negociaciones paritarias y deslizó que es posible que no siga la salud.

Fuente:

Más Leídas