Mendoza Mendoza
domingo 21 de agosto de 2016

Ratas: un problema que crece cada vez más en Mendoza

Desde las comunas del Gran Mendoza aseguran que son inmensos los esfuerzos que realizan para combatirlas. La basura y los restos de comida tirados en acequias y lugares inadecuados facilitan la vida de estos animales

Descubrir ratas o pericotes en la vía pública del Gran Mendoza es una experiencia frecuente, pese a los inmensos esfuerzos que realizan los municipios para eliminarlas. Si bien ninguna de las comunas admitió sufrir una plaga de roedores, aseguraron que se trata de una de las consecuencias directas de que se tire basura en lugares inadecuados y por lo tanto no se soluciona sólo con veneno.

Los ratones habitan en lugares impensados y conviven en la fauna urbana y en zonas altamente pobladas, ya que en estos ambientes encuentran las condiciones perfectas para su bienestar y reproducción. Comen casi cualquier cosa, son responsables de la trasmisión de numerosas enfermedades y pueden provocar graves daños en instalaciones y edificaciones.

Lo más común es que hurguen entre la basura para encontrar alimentos y mucho más sencillo les resulta nutrirse si son los mismos ciudadanos quienes tiran restos de comida en la calle o las acequias, como ocurre en las paradas de los micros. Es difícil combatirlas, porque se propagan fácilmente, sumado a que de una generación a la siguiente desarrollan resistencia a los venenos.

En Mendoza existen al menos tres tipos de roedores catalogados como problemáticos. Los que suelen observarse trepando cables, árboles o enredaderas se conocen como ratas de tejado. Los que se escabullen en la oscuridad de las cunetas, desagües y cloacas se llaman lauchas o pericotes de Noruega. Estos últimos cavan en el suelo galerías con varias bocas donde instalan sus nidos. Por último, el desarrollo de emprendimientos barriales en el piedemonte ha generado la aparición de ratas de campo o autóctonas, que al ser desplazadas de su hábitat natural ahora se adaptan a nuevas condiciones y aprenden a sobrevivir en los hogares, jardines y plazas. Van remplazando el consumo de frutos y granos por cuanto encuentran a su paso.

Los municipios
Ciudad, debido al desarrollo comercial, es una de las áreas más afectadas por la presencia de ratas. El subsecretario de Servicios Públicos, Mario Campos, admitió que los roedores son un problema. Los sitios donde detectan mayor cantidad son las paradas de micros y las salidas de restoranes. "Invertimos muchos recursos: personas, movilidad y venenos para controlarlas", señaló.

El funcionario capitalino especificó que actúan dividiendo el departamento en cuatro zonas y las cuadrillas de empleados realizan anualmente dos recorridos por cada sector. Colocan trozos de veneno en lugares estratégicos. Además atienden denuncias y casos puntuales de los vecinos. Los afectados por esta situación pueden llamar al 0800-222 -248323 y consultar.

En Guaymallén reconocieron también sufrir esta problemática y señalaron estar atentos a cualquier brote para combatirlo inmediatamente. Desde el área de Zoonosis del departamento indicaron no haber notado, durante los últimos meses, un aumento exponencial de roedores. Entregan cebos gratuitos a los vecinos que lo requieran, pero éstos tienen que acercarse al Municipio y asesorarse.
En Luján los últimos reclamos recibidos provinieron de colegios. Explicaron que realizan desinfecciones en baldíos y espacios públicos. Notifican a los dueños de terrenos que los mantengan limpios para disminuir la proliferación y atacan en casos puntuales en hogares o barrios que lo requieran. Los vecinos que necesiten asistencia pueden asesorarse en el 4989954.

Godoy Cruz admitió tener problemas permanentes de invasión de ratas. Por eso cuenta con un programa integral de higiene urbana para controlar la población de estos roedores. Los inspectores de comercios e industrias exigen los saneamientos y control de plagas. Se trabaja arreglando calles y cunetas para eliminar cuevas y se coloca veneno en lugares donde se detectan nidos.

Además trabajan junto con Irrigación y la Cooperativa Eléctrica haciendo pruebas piloto para poner cebos en altura. Piden a los vecinos que saquen la basura en tiempo y forma, porque una bolsa dispersa en la vía pública favorece la multiplicación de lauchas. Calculan que se colocan cerca de 1.000 kilos al año de cebo. El sistema de reclamos debe hacerse comunicándose al 4131853.

En Las Heras la coordinadora del área de Saneamiento, Patricia Desgens, detalló que llevan adelante una "ardua tarea de desratización". "Hemos implementado la desinfección y desratización en forma masiva y gratuita en casas, basurales, entidades y colegios", especificó. El Municipio entrega cebo a los vecinos como en Guaymallén, personalmente y aceptando un protocolo de uso.

"Las obras de calle San Martín al levantar el asfalto requirieron un trabajo extra y tuvimos que combatir las ratas de ese sector", dijo Desgens. Además de las acciones de saneamiento la Comuna realiza campañas de promoción para que la gente tome conciencia de lo importancia de un buen manejo de los residuos para evitar ratas e infecciones. Los vecinos pueden llamar al 0800-222-5900.
Fuente:

Más Leídas