Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 23 de junio de 2016

Quieren que los productos para celíacos no paguen IVA

Es para abaratar estos alimentos, que en algunos casos son hasta 10 veces más caros que los comunes.

Para los celíacos, la dieta es su único tratamiento y comprar alimentos libres de gluten les resulta hasta diez veces más caro que los que tienen ese componente. Por eso, teniendo en cuenta estos parámetros presentaron en el Congreso de la Nación un proyecto para eximir del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a todos los productos libres de TACC (trigo, avena, centeno y cebada).

Suponiendo que se cumple la estadística mundial que señala que el 1% de la población sufre esta enfermedad, en Mendoza unas 20.000 personas padecerían celiaquía. Desde 2009 se sancionaron leyes importantes respecto a detección temprana, diagnóstico y tratamiento y en los sucesivos años se realizaron avances en legislación, pero según los afectados queda aún mucho por hacer.

La Asociación Celíaca Argentina explica que esta enfermedad se caracteriza por la intolerancia al gluten. Un conjunto de proteínas presentes en el trigo, la avena, la cebada y el centeno, como en productos derivados de estos cereales. Por ende, para no disparar sus síntomas, los celíacos deben llevar una dieta estricta que implica procesos de producción distintos a los del común de la gente.

Con una dieta rigurosa, el celíaco puede alcanzar los niveles nutricionales correctos. Es aconsejable que incluya alimentos naturales como leche, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, y cereales y harinas sin gluten. Sin embargo, la realidad económica muchas veces funciona como un obstáculo que dificulta su calidad de vida.

En detalle
A modo de ejemplo y para mostrar lo oneroso que resulta ser celíaco, vale comparar el precio de un kilo de harina. En un hipermercado, el paquete de la marca más económica cuesta $11, mientras que en una casa de productos libres de TACC puede costar hasta $110. Esta diferencia no se repite en todos los productos, pero la regla es que la comida para celíacos cueste desde tres veces más cara.

Otro de los problemas que atraviesan estos consumidores es la disponibilidad, ya que son escasos los puestos de venta. Los comerciantes consultados explican que el negocio no es demasiado rentable, ya que los productos son muy caros y cuesta remarcarlos. Asimismo, el aporte que realizan las obras sociales a los pacientes es muy limitado y no se actualiza al ritmo de la inflación.

En medio de esta problemática, la diputada nacional por Mendoza Stella Huczak (Cambiemos) elevó un proyecto al Congreso. La iniciativa propone mejorar el acceso de las personas celíacas a los alimentos sin TACC y ayudar a bajar el elevado costo de los productos, a través de la exención del IVA a la harina de maíz, arroz, fécula de papa, mandioca y sus derivados.

"La idea nació de mi experiencia directa. Tengo muchos amigos y conocidos celíacos que me contaban lo costoso que es comer. Los productos son caros y escasos. Hay muy pocos puntos de venta en Mendoza. Al armar este proyecto, descubrí, por ejemplo, que en General Alvear solo un supermercado cuenta con una góndola y no hay otro sitio donde conseguirlos", señaló Huczak.

La legisladora explicó que la iniciativa fue presentada la semana pasada y que cuenta con el apoyo del grupo de diputados de Cambiemos y muy buena aceptación del resto de los legisladores. Habrá que esperar su tratamiento para conocer si los celíacos finalmente reciben la buena noticia en el corto plazo. Por el momento, las personas entrevistadas recibieron con agrado el proyecto.

Testimonios
Ana María Spagna, dueña de un almacén con estos productos, ubicado en la calle Necochea del centro, explicó que es muy difícil precisar cuanto más que un producto común puede llegar a salir uno para celíacos, pero la regla es que cuesten el 300% más. "Todo depende de la calidad del producto, de la marca y las variedades", dijo la mujer.

Paola Bravo (28) indicó que para comer harinas tiene que gastar hasta 70% más que lo que gastaría en un supermercado. "Me parece muy bien que les quiten el IVA, bienvenido sea", opinó. Cecilia Torres (36), empleada de una herboristería que también vende productos libres de gluten, manifestó: "La verdad es que ser celíaco es carísimo. Hay cosas que pueden salir hasta diez veces más, pero la gente no tiene más alternativa que pagar lo que sale si quiere comer y no tener problemas".

Insisten en que la gente se realice análisis para detectar la enfermedad
Unas 20.000 personas padecen actualmente celiaquía en Mendoza, pero solo 4.000 pacientes fueron diagnosticados hasta ahora, teniendo en cuenta los datos de la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP), sumados a los del resto de las obras sociales privadas. De estas cifras, se desprende que únicamente el 20% del total de afectados está al tanto y, por ende, sigue un tratamiento adecuado; mientras que 16.000 personas, es decir, el 80% restante, desconoce su estado y corre serios peligros.

Mendoza cuenta desde 2005 con un programa para detectar pacientes: Ser Celíacos depende de la OSEP y realiza charlas y extracciones de sangre.
Fuente:

Más Leídas