Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 16 de mayo de 2017

¿Quién es tu calle? Hoy, Las Heras

Mirá el programa de lunes a viernes por la pantalla de El Siete

Conocé más sobre la figura que nombra la calle donde vivís.

HOY:

La avenida de Mendoza capital que lleva el nombre del personaje cuya historia conoceremos, durante años para los mendocinos fue "la calle de Las Carretas", a pesar de que en noviembre de 1885 ya había sido inaugurada con el nombre que lleva aún en estos días: Las Heras.

Juan Gualberto Gregorio de Las Heras fue comerciante en su juventud y general-estadista en horas complejas de la historia argentina. Nació el 11 de julio de 1780, en Buenos Aires. Su padre fue el español Bernardo Gregorio de Las Heras y su madre la porteña Rosalía Ventura de la Gacha.

Carrera militar
Luchó contra las Invasiones Inglesas como miembro de la Compañía del Comercio, en calidad de miliciano. Es decir, "un ciudadano que se preparaba para cualquier tipo de enfrentamiento", precisa Carlos Campana, periodista e historiador mendocino.
En 1810 recibió el título de Capitán de las Milicias Provinciales que, reclutadas en la Ciudad de Mendoza y Córdoba, pasaron más tarde a Chile por pedido explícito de su gobierno. "Lo nombraron por su reputación y experiencia", indica el especialista.

Allí participó de memorables combates. En 1814, tras la derrota de los patriotas en Rancagua, llegó a Mendoza. Fue entonces que San Martín le encargó la formación de un cuerpo de infantería.

Tres años más tarde comandó la columna principal, que cruzó por el paso de Uspallata, en el norte de Mendoza. Cuando partió desde el campamento de El Plumerillo, la gente salió esperanzada a la calle a despedir a los soldados. Estuvo en los combates de Potrerillos y Guardia Vieja y, una vez incorporado al grueso de las tropas, participó en Chacabuco el 12 de febrero de 1817. Esta batalla fue esencial para asegurar la victoria obtenida en enfrentamientos menores.

Un año después, en Cancha Rayada, logró salvar a 3.500 soldados y tuvo una importante actuación en la batalla de Maipú.

Ascensos
Sus méritos llevaron a que fuera condecorado y promovido a Coronel Mayor. En 1820 se vio ascendido a General y Jefe del Estado Mayor. Las Heras se mostraba como un militar que no se quedaba en los límites del territorio, si no que los cruzaba para colaborar con los pueblos hermanos y asegurar así la victoria la gesta libertaria.

Colaboró con San Martín en la alineación de la Expedición Libertadora del Perú. Ocupó la Comandancia en Jefe del Ejército Peruano y fue ascendido al grado de Mariscal. Luego, debido a la inacción del ejercito, regresó a Chile dónde no fue bien recibido por Bernardo O'Higgins, por lo que retornó a Buenos Aires.

Gobernación
El 2 de abril de 1824 la Junta de Representantes lo designa Gobernador de la provincia de Buenos Aires, mientras se hallaba fuera de esta cumpliendo una misión que le encomendara el gobierno ante las autoridades militares españolas del Perú y ante los gobiernos provinciales que pudiera visitar durante su viaje.

Continuó el impulso progresista de su antecesor (Martín Rodríguez), y firmó un tratado con Reino Unido que incluía el reconocimiento de la Independencia argentina.

Sin embargo, los problemas con Brasil que aún ocupaban la Banda Oriental obligaron al Congreso a nacionalizar el gobierno porteño y, en febrero de 1826, asumió Rivadavia como Presidente. Éste nacionalizó casi toda la provincia de Buenos Aires, razón que llevó a Las Heras a renunciar a un cargo que poco significaba.

Regresó a Chile y fue dado de alta nuevamente en el ejército, donde lo promovieron a general de división con antigüedad. "Se autoexilia porque tenía buena relación con las autoridades de ese país. Inclusive, llegó a ser Minstro de Guerra", destaca Campana.

Nunca volvió a su tierra natal, muriendo a los 86 años, el 6 de febrero de 1866. Sus restos se trasladaron a Buenos Aires en 1906 y descansan en la Catedral, junto al sepulcro de José de San Martín.

Autores: Carlos Campana | Priscila Mateos.

Fuente:

Más Leídas