Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 13 de septiembre de 2017

Por qué se dejó de emitir el comprobante en el micro

Fue un proceso paulatino que comenzó en 2013. Incluyó la eliminación del cobro por monedas y la implementación de más puntos de recarga.

A mediados del 2013, el entonces ministro de Transporte Diego Martínez Palau anunciaba un nuevo cambio en el sistema de pago de colectivos: se iba a dejar de admitir monedas y ya no emitirían comprobantes de pago.

La RedBus se había implementado en el 2006 –gestión de Julio Cobos- y esta medida terminaría completamente con el uso de dinero en efectivo sobre las unidades. Este proceso había comenzado en los ‘90 con la utilización de la Mendobus, una precaria tarjeta que buscaba resguardar a los choferes de colectivos que eran asiduamente víctimas de asaltos.

Se debió esperar hasta julio del 2014 para que las máquinas de la empresa Siemens de todas las unidades de Mendoza dejaran de imprimir ticket.

En ese momento, durante un acto en la explanada de Casa de Gobierno en el que se presentó el programa “RedBus para todos”, Martínez Palau anunciaba la habilitación de 150 nuevos puesto de venta y recarga de la tarjeta que se iban a sumar a los 256 que habían.

Número con el que no se cumplió ya que actualmente, según registra la página de Transporte, son 391 los centros de carga en el Gran Mendoza.


red-bus.jpg

El plan también incluía dos unidades móviles para la recarga de tarjeta.

Las razones que se expusieron para llevar adelante estos cambios fueron claras, las maquinas se rompían muy a menudo. El entonces funcionario expuso que “el 90% de la rotura de las máquinas era del monedero y de la impresora".

También se señaló que los tickets eran desechados en cualquier lugar y provocaban una enorme cantidad de basura en las paradas de colectivos.

El Metrotranvía y las líneas diferencias del Grupo 10 fueron las primeras en poner a prueba la eliminación del papel.

Fue en ese año -2014- en el que se debió dotar a los inspectores con smartphone para poder chequear el pago del boleto.

Martínez Palau confiaba que sería eficaz: "La tarjeta será el comprobante de pago".

Un tema nuevamente en auge

Patricia Stibel permaneció siete horas detenida por no poder demostrar con su tarjeta que había pagado el boleto. Según señala la mujer, ella le entregó a otro pasajero $10 para que le prestara su RedBus. Esto la dejó a ella sin constancia en su tarjeta personal.

El no pago del pasaje está estipulado en el Código de Faltas y Stibel deberá enfrentar un proceso judicial en su contra. Si bien se está investigando si en este caso se trató de un abuso de autoridad, el caso puso nuevamente en el tapete la falta de un comprobante en papel.

Desde la ONG Protectora ya lo habían advertido en 2014 cuando se dio inicio a la modalidad y ahora ha reiterado el reclamo.


Fuente:

Más Leídas