Mendoza - Guaymallén Guaymallén
jueves 07 de abril de 2016

Por precaución, prohíben al ex intendente Lobos salir del país

El fiscal especial Juan Manuel Bancalari, quien está a cargo de indagar las imputaciones que pesan sobre el ex funcionario, fue quien pidió que se le amplíen las medidas de coerción por precaución a que pueda fugarse.

El ex intendente de Guaymallén Luis Lobos recibió una medida de restricción de la Fiscalía Especial, por la cual no podrá salir del país mientras se lo investiga por varios delitos que habría cometido cuando era mandatario del municipio.

El fiscal especial Juan Manuel Bancalari, quien está a cargo de indagar las imputaciones que pesan sobre el ex funcionario, fue quien pidió que se le amplíen las medidas de coerción por precaución a que pueda fugarse.

Por los expedientes que maneja el fiscal, Luis Lobos viaja seguido a Chile y también se le conocen escapadas a Canadá. Debido a ello y para evitar cualquier posibilidad de que decida quedarse en el exterior, se le impide en adelante salir de la Argentina. Solo podrá movilizarse en el interior del país hasta que pruebe su inocencia sobre los hechos que se le imputan.

"Tiene recursos para salir y por lo tanto, se le agrega este requisito a las reglas de conducta que debe seguir para el mantenimiento de su libertad mientras sigue siendo investigado por la Justicia", detalló Bancalari.

Las causas
Lobos está imputado por varios casos de corrupción. Se lo acusa de administración fraudulenta, fraude al Estado y también porque tenía una empleada doméstica trabajando en su casa que figuraba como empleada municipal, pero el sueldo lo cobraba su suegra.

La primera imputación contra Lobos surgió por un informe del Tribunal de Cuentas, que auditó de forma especial las contrataciones de camiones y maquinarias de 2014. En el informe elaborado por el organismo contralor escriben que no se ha podido comprobar que las empresas concesionarias hayan, efectivamente, realizado las prestaciones.

El abogado Carlos Varela fue quien llevó adelante las denuncias junto al concejal por el FIT, Federico Telera.

El delito de administración fraudulenta tiene una pena que va de los 6 meses a los 6 años de prisión.

Mientras la Justicia sigue investigando, el ex intendente realizó un pedido para poder declarar y se siguen sumando pruebas.
Fuente:

Más Leídas