Mendoza - docentes docentes
miércoles 03 de agosto de 2016

Por el ítem asistencia perfecta, judiciales mendocinos inician plan de lucha

La Corte reglamentó la aplicación del sistema similar al ítem aula y el sindicato se resiste a su implementación.

La Suprema Corte de Justicia reglamentó la aplicación del ítem asistencia perfecta para los trabajadores judiciales de Mendoza y de inmediato se desató otro conflicto gremial en este ámbito. Desde este mie´rcoles a las 6 hasta el sábado, en todas las circunscripciones judiciales de Mendoza, habrá asambleas de dos horas y media en protesta por la medida.

El ítem fue rechazado de plano por los judiciales durante la negociación salarial, que derivó en el aumento por decreto, firmado por el gobernador Alfredo Cornejo el 16 de junio. Con la publicación de la acordada, días antes de la feria judicial, el sindicato prometió volver a las protestas, que se concretarán a partir de este miércoles. El ítem por asistencia perfecta se cobra cuando el trabajador concurre durante todos los días hábiles del mes, calculándose un 15% sobre otro componente salarial: el presentismo.

El Gobierno sumó este concepto para "premiar" a quienes no faltan nunca, del mismo modo que impuso el ítem aula para los docentes con similares argumentos, es decir, los altos índices de ausentismo que registra el Poder Judicial.

En la acordada 27.426, del 5 de julio, la Corte especifica en qué casos los empleados no sufrirán el descuento del nuevo ítem, al considerarse siete excepciones: licencia compensatoria por haber prestado servicio durante las ferias judiciales; licencia especial por maternidad o paternidad, incluidos los casos de nacimiento de hijos con capacidades diferentes, nacimientos múltiples y de adopción; licencia por donación de sangre; licencia por fallecimiento de padres, hijos cónyuges o convivientes, o hermanos; accidente de trabajo o enfermedad ocupacional ocasionada en acto de servicio; licencia especial prevista en los supuestos de violencia de género y donación de órganos o materiales anatómicos.

Sin embargo, para el sindicato, se trata de una manera de precarización laboral porque deja afuera otros casos como la capacitación o las enfermedades estacionales.

Además, argumentan que los controles sobre la asistencia perfecta no implican ni al gremio de los funcionarios ni a los magistrados y se aplica solamente para administrativos o empleados de mantenimiento.

Ataque jurídico
Adriana Domínguez, secretaria general de la Asociación de Trabajadores Judiciales de Mendoza, explicó: "Nuestro gremio nunca estuvo de acuerdo con el ítem, pero al margen de eso, la acordada está realizada de una forma en la que no tiene en cuenta muchas realidades que tiene el Poder Judicial. Por ejemplo, habla de aquellos que prestaron servicios durante las ferias judiciales, pero no tiene en cuenta a quienes trabajan en las fiscalías durante los fines de semana".

Agregó: "Estamos estudiando el modo de poder atacar jurídicamente la medida, pero considero que será algo difícil de lograr en la medida en que los jueces constituyen la patronal misma. Incluso, está dentro del mismo análisis el caso encarado por los docentes para declarar inconstitucional la instrumentación del ítem".

El cuestionamiento también pasa porque el ítem está fuera del básico de los trabajadores, lo que se interpreta como un modo de precarización laboral y en otras provincias, como San Juan y San Luis, este tipo de adicionales llega a constituir el 40% de sueldo mensual.

Domínguez opinó: "Es muy grave que el ítem asistencia perfecta se lo apliquen solamente a los trabajadores, que son los que verdaderamente movilizan a la Justicia, porque el trabajo de los jueces es ínfimo".

-Resolución. La Corte ya reglamentó la aplicación del ítem asistencia perfecta.
-Paritarias sin acuerdo. Luego de un mes de negociaciones, el aumento del 25% en dos tramos fue dado por decreto.
-En limpio. El premio por asistencia perfecta es del 15% sobre el presentismo y es remunerativo no bonificable.
-Alcance. Lo aplican sólo para trabajadores, no a funcionarios ni a magistrados.
Fuente:

Más Leídas