Mendoza - Junín Junín
viernes 27 de mayo de 2016

Por el funcionario que quiso zafar de la multa, avalan el uso de tecnología para policías que sufren aprietes

El celular y principalmente la radio de los efectivos pueden ser utilizados para registrar hechos ilícitos

El audio grabado por un policía vial en Rivadavia en el que quedó explícito que era amenazado por un conductor que intentaba zafar de una multa generó diversas reacciones y tuvo consecuencias. Por un lado, la aprobación de la fuerza para este agente que actuó correctamente, y en contrapartida, la renuncia del acusado a su puesto de trabajo en la Comuna de Junín, tras el fastidio del propio intendente Mario Abed.

Este jueves Oscar Páez se presentó ante Abed, luego de que trascendiera el audio que el policía grabó con su teléfono, cuando este hombre no reconocía las infracciones que había cometido con su auto.

Por el contrario, le decía al efectivo que lo iba a denunciar por querer coimearlo y hacía alardes de ser funcionario de Abed. "Es la palabra mía contra la tuya", decía desafiante.

Escrachado públicamente y con un malestar generalizado, Paéz presentó su renuncia en el cargo que ocupaba con clase 8 en la Delegación de Medrano, en Junín. Allí cumplía funciones desde hace 14 años.

Según se conoció, Páez estaba afligido por lo sucedido y eligió dar un paso al costado para no salpicar a la Comuna con su proceder. Antes de conocerse su dimisión, las autoridades municipales ya preparaban un sumario administrativo para investigarlo y sancionarlo, aunque no tenían previsto pedirle la renuncia.

Ahora deberá afrontar la denuncia penal que quedó radicada en la Oficina Fiscal de Rivadavia, por abuso de autoridad y amenazas.

Como prueba y elemento
El agente de tránsito que protagonizó este suceso desde hace 6 años se desempeña como policía, siempre en la Vial de Rivadavia. Él, como el resto de sus colegas, han sido instruidos para utilizar el teléfono celular o cualquier otro instrumento tecnológico que sirva para registrar un ilícito.

Principalmente desde la Policía de Mendoza se apunta a la utilización de la radio que tienen los efectivos y a través de la cual pueden grabar el audio ambiente, que llegado el caso puede servir como prueba de alguna situación.

"En este caso fue el celular, y es válido. Todos los medios de tecnología pueden utilizarse para que los policías hagan cumplir la ley", aclaró el jefe de la fuerza, Roberto Munives, quien ayer se comunicó con el agente de tránsito del Este para brindarle su respaldo por la situación que vivió.

En estos últimos años también se han registrado hechos similares al de Rivadavia, en los que los uniformados han sido amenazados pero han logrado dejar evidencias de eso.

Inclusive en un corto plazo los móviles de la provincia serán equipados con sistema de audio para captar situaciones irregulares.

Volviendo a las cuestiones del tránsito, desde la Policía Vial aseguran que la tecnología es de gran utilidad, ya que de 10 conductores que paran para hacerles multas en por lo menos la mitad de los casos la situación se torna complicada. "Son muy frecuentes los problemas. A los policías los insultan y hasta hay casos en que se llega a los golpes de puño", reconoció Gabriel Pereyra, titular de la dirección.

Situación inversa
También ocurre que en algunas oportunidades son los mimos policías quienes se ofrecen a ser coimeados por los conductores para no hacerles la multa. Si bien aseguran que esto cada vez pasa menos, en los últimos 6 meses al menos 8 ha sido investigados y hasta algunos separados de su función por la Inspección General de Seguridad.

"Llegan denuncias contra policías por esto, pero muchas veces con pocas pruebas. Esto a un efectivo le puede provocar la cesantía y hasta la exoneración en caso de que se corrobore penalmente", confió Marcelo Puertas, director de la IGS.

En este organismo se pueden denunciar estas conductas ilegales de los uniformados, incluso de manera anónima.
Fuente:

Más Leídas