Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 02 de agosto de 2016

Polémica por la deuda del teatro Independencia y la "herencia recibida"

El principal teatro mendocino cayó en la polémica. Su titular, Darío Anís, dijo que tenía una gran deuda, falta de mantenimiento y personal ocioso. Su antecesora, Julieta Martínez, negó punto por punto lo denunciado.

Por Alejandro Gamero y Marcela Furlano

Una de las vacas sagradas mendocinas, el alabado teatro Independencia, es el nuevo escenario para una obra cuyo estreno ya ha dado la vuelta en todos los ámbitos de Mendoza. Se trata de la obra titulada: "La herencia recibida".

No una obra teatral sino la discusión que ha dominado no sin razón la coyuntura política mendocina los últimos siete meses desde que asumió el nuevo Gobierno de Mendoza.

Tras medio año fuera de la escena pública, fue el turno del teatro Independencia.

El actual director, Darío Anís, reveló a Diario UNO que recibió el teatro en pésimas condiciones y con una deuda de $1.600.000 pero su antecesora inmediata, Julieta Martínez, negó terminantemente también a este diario haber dejado ese rojo en las cuentas del teatro y aseguró que los problemas que tiene Anís,"son los que tienen que afrontar todas las gestiones".

El actual director del teatro afirmó que se encontró al asumir con "una deuda de $1.660.000, cuatro secretarias sin funciones específicas, servicios esenciales sin funcionar" y que se vio en la necesidad de intervenir la boletería por el órgano de Fiscalización y Control del ministerio, "porque faltaba plata todo el tiempo".

Recalcó que mantendrá la intervención de la boletería "mientras no cuente con un aparato administrativo confiable. Ahora la plata no pasa por nosotros, sino que desde la boletería la envío directamente a Fiscalización".

Detalló que "me encontré con una deuda increíble de coproducciones, vestuario y escenografías. Es esta cuestión de 'yo te doy y después vemos qué hacemos', de contraprestaciones. Ahora tengo dos hojas completas de contraprestaciones que nunca se hicieron. Estoy hablando de una deuda fuera de lo que significan los sueldos".

Darío Anís aclaró que la deuda de más de un millón y medio "ya fue saneada con espectáculos de Buenos Aires porque en estos meses nos fue muy bien y está incorporada al presupuesto".

Describió además que "me encontré con cuatro secretarias que tenía la directora anterior. Yo no necesito cuatro secretarias, estaban todas amontonadas en la oficina de abajo, tenía chicos con contratos basura, el taquillero no tenía contrato, había otros dos que ya ni venían porque les pagaban cada 90 días".

También criticó la falta de mantenimiento del teatro, aseguró que los techos se llovieron porque las canaletas estaban tapadas de hojas y que "en ocho años las bombas del aire acondicionado no tuvieron seguimiento alguno. Tres estaban rotas y la cuarta se rompió cuando llegamos".

Ex directora: "No dejé deuda"
Julieta Martínez, quien antecedió a Darío Anís, durante la gestión de Francisco Paco Pérez, fue terminante al responder: "Yo no dejé ninguna deuda, la que quedó está imputada, en trámite y para ser cobrada por la vía administrativa y no está ni cerca de un millón. Si cancelaron lo que quedaba pendiente de pagar del 2015 con las obras de Buenos Aires, lo están pagando dos veces".

Martínez redobló la apuesta y negó también que hayan quedado "contraprestaciones pendientes" como ha dicho Anís.

"No hay contraprestaciones pendientes porque ya me hubiera demandado por todos lados el pago, en las redes sociales no hubieran tardado en surgir la queja y el reclamo", indicó Martínez.

Además la ex funcionaria resaltó al contrario de lo que dicen de ella que "yo me preocupé personalmente en ver quiénes debían cobrar y que lo hicieran, en avisarles que su trámite ya estaba encaminado y lo hice hasta fines de diciembre cuando todavía no había nuevo director", indicó.

Sobre las secretarias explicó que "no eran cuatro sino una sola, y las otras tres hacían diversas tareas que se necesitaban a diario".

Sobre la boletería, Martínez negó problemas con el dinero pero dijo que "nunca tuvimos contador, nos tuvimos que hacer cargo nosotros".

También habló de los techos: "Tuve los mismos problemas que Anís y los afronté". Sobre el aire acondicionado indicó que "pedimos repararlos pero no había presupuesto".

Obras: la que se hizo y la que no
Durante la gestión de Julieta Martínez como directora del teatro Independencia, en el gobierno de Francisco Pérez, una de las obras claves realizadas fue la reparación del proscenio, el sector de adelante del escenario que puede subirse y bajarse.

"Tuvimos que ponerle un sistema hidráulico que salió carísimo", contó la ex funcionaria. "Eso permitió volver a presentar ópera y ballet".

En cambio, indicó que "a pesar de que el ex gobernador Francisco Pérez anunció una refacción de $25 millones para que llegara renovado al 90º aniversario del teatro, al final nada de eso se pudo hacer por la falta de presupuesto de 2015".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas