Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 07 de julio de 2016

Polémica en la Cámara de Diputados por el tratamiento exprés de expropiaciones

El oficialismo aprobó en 48 horas el trámite para quedarse con tierras para instalar dos proyectos de energía. Parte de la oposición quiso frenarlo, pero no pudo.

La expropiación de dos terrenos para instalar proyectos de generación de energía eléctrica y eólica fueron motivo de una larga y controvertida sesión en Diputados de Mendoza. Lo que parecía simplemente un trámite, se conflictuó al aparecer dudas de parte de la oposición –FIT y FPV– que no pudieron ser respondidas por el oficialismo.

Los cuestionamientos fueron acerca del valor de las hectáreas a expropiar y sobre quiénes son los dueños de los terrenos que el Ejecutivo quiere que pasen a manos del Estado.

Las críticas fueron llevadas al recinto por dos justicialistas. Son Lucas Ilardo y Jorge Tanús, quienes no se conformaron con las explicaciones vertidas por funcionarios del Ejecutivo antes de la sesión, que asistieron a la Legislatura a explicar los motivos de la expropiación.

Las quejas
"Llama la atención un tratamiento tan acelerado de los proyectos. En menos de 24 horas le dieron sanción en el Senado y antes de que pasen dos días de haber ingresado, ya los quieren convertir en ley", se quejó Ilardo, quien además agregó: "Hemos investigado y en el caso de las hectáreas de El Sosneado, San Rafael, la empresa compradora, denominada Granaderos de Mendoza, no está inscripta en la provincia. Necesitamos sacarnos las dudas al respecto. Por eso pedimos nos den más tiempo para debatir".

Las dudas de Ilardo fueron compartidas por Jorge Tanús, quien también pidió que se postergara el debate.

Este pedido hizo mucho ruido, no sólo en el seno del bloque oficialista, sino entre los diputados peronistas, que pidieron un cuarto intermedio para debatir y se retiraron del recinto.

En el mismo sentido, Héctor Fresina, del FIT, se despachó: "Queremos que se postergue el tratamiento. Tenemos que estudiar lo que nos vinieron a plantear los funcionarios del Ejecutivo, porque parece ser una estafa al bolsillo del pueblo".

A lo que Fresina se refería era puntualmente, al valor propuesto por el Ejecutivo a los terrenos a expropiar. Es que si bien los funcionarios que asistieron a la Legislatura dijeron que eran terrenos que no servían para nada, los valores que se pagarán por ellos expresan lo contrario.

"En el caso de las cincuenta hectáreas de Anchoris, fueron valuadas en U$S1.500 cada una, mientras el avalúo fiscal de las mismas es de $3.000. En tanto, las de El Sosneado, valorizadas en $12 cada una, se pagarán a $1.903". Fresina calificó esto de estafa al Estado.

Sin embargo, las dudas y cuestionamientos quedarán para otro momento, porque la expropiación de los terrenos fue aprobada, con los votos en contra del FIT, Ilardo y Tanús. Mientras, el resto del bloque del FPV y el oficialismo votaron a favor.

El exabrupto de Biffi
Un capítulo aparte merecen las declaraciones del presidente del bloque radical, César Biffi.

Sorprendentemente denominó como "crímenes de lesa humanidad" las dudas que se vierten sobre la transparencia de los emprendimientos del Estado, y atacó a la diputada de izquierda Cecilia Soria, diciendo que realizaba reiteradas faltas de respeto a los legisladores. "Tengo la sensación de que lo hace aupada en su mocedad, ese período de la vida entre la infancia y la juventud. No sería grave si no estuviera recubierto de petulancia y de soberbia".

La joven diputada se defendió, y también salieron a responder por ella sus compañeros de bancada y otros legisladores justicialistas.

Fuente:

Más Leídas