Mendoza - Mendoza Mendoza
sábado 26 de marzo de 2016

Poca uva, mejores precios y falta de cosechadores

A causa de las tormentas de granizo y de las heladas se levantará el 30% menos de uva en Mendoza. La escasez elevó el valor, pero los productores siguen con problemas.

El pronóstico de cosecha que todos los años publica y difunde el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) anticipa con bastante precisión cuánta uva habrá en el país. Pero este año no es lo que llaman uno "normal". No, al menos para Mendoza, donde las inclemencias climáticas afectaron en gran medida la producción vitícola, lo que produjo que en las fincas haya al menos el 30% menos de uva que en 2015.

El informe que dio a conocer el INV a principios de marzo estima que se cosecharán en todo el país entre 19.600.000 quintales a 20.600.000, con lo cual puso un rango y margen de error de un millón de quintales. Para Mendoza, en particular, la cifra oscila entre los 12.800.000 y los 13.400.000. "Si vemos el promedio de todos los años, evidentemente, es inferior. En los últimos 10 años, el promedio del país fue de 26 millones de quintales", dijo en la presentación de los datos, el titular del INV, Carlos Tizio.

Otro especialista del Instituto dijo que por las tormentas, la piedra y las heladas tardías, que este año afectaron a la producción, hicieron una estimación en rangos. "Estamos hablando de una cosecha realmente baja para Mendoza. Es la más baja de la última década. La verdad final va a estar en la báscula y en las bodegas, cuando termine la cosecha. En años normales hemos tenido bastante certeza, pero en este año las cosas pueden cambiar, por eso dimos un rango, no un número, con un nivel de confianza del 95%, que es bastante alto. Pero es más esperable que haya menos de lo calculado a que sea más", explicó.

Esta merma en la producción abre varios frentes. Uno es el de los productores que se enfrentan a viñas con escasas uvas y esto hace que, entre otras cosas, no consigan trabajadores que quieran levantar la cosecha. Y otro es el de los bodegueros y el precio del vino, al haber menos producción frente a la misma demanda, el propio juego del mercado hizo que subiera lo que se paga por las uvas, que pasaron de pagarse a $2,50 en 2015 a comprarlas al doble este año, lo cual hace que, finalmente, el mercado vitivinícola empiece a recomponerse.

Panorama del productor

"La situación en el Este está bastante grave por las tormentas graniceras y una helada tardía, hay zonas que están sólo al 60% y ya ha empezado la desesperación de las bodegas formadoras de precios", dijo Luis Cañas, dirigente de la Asociación de Productores en Acción, del Este.

El viñatero señaló que hay muy poca uva en las fincas. "En el último mes pasó de costar $2,50 al doble y va a tener un techo de $7. Tenemos miedo de que después de que pase esto, haya una caída. La subida de precios es buena, pero tenemos la mitad de la producción, o sea que no vamos a tener más ganancias", sostuvo.

Uno de los problemas con el que están lidiando los productores es la falta de trabajadores. Quienes vienen por la temporada deciden irse de Mendoza porque no les conviene recorrer cientos de metros de hileras para sólo sacar un tacho. "Nos estamos prestando las cuadrillas: cuando uno para de cosechar, se van a otra finca y así nos estamos moviendo", explicó.

El productor contó que los viñateros a los que les queda poca uva, 20% o 30% de la finca, directamente decidieron no levantarla.

"Hay desesperanza. Veníamos de cinco años de precios bajísimos y ahora nos tocaron las inclemencias del clima. Salimos a no malvender las uvas. Ese fue el objetivo. Las fincas están sin las tareas culturales, con yuyos, fincas enfermas y abandonadas. Hacía dos años que veníamos diciendo que esto podía pasar", contó Cañas.

Recordó que desde 2001, cuando la peronóspora atacó cruelmente a los viñedos, no se cosechaba tan poco.

La situación de los bodegueros

"Aunque la vendimia todavía está a la mitad, estamos seguros s de que viene bastante menos de lo que se esperaba, 25 y 30% menos que el año pasado", contó Eduardo Sancho, presidente de Fecovita.

"Ante una falta de uva tan importante, el precio va a empezar a aumentar y hacía mucho que no se recuperaba. A nosotros nos parecía muy bajo ofrecer 3 o $4 y por eso largamos un operativo de $5, para los tintos, que es donde más mercado hay. Es un año para elaborar, si los gastos de cosecha se cumplen, va a ser un año para que el productor elabore", opinó.

A falta de uva local, varios bodegueros han optado por recurrir al mercado interno y traer la fruta desde San Juan, La Rioja o Salta.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas