Mendoza Mendoza
lunes 29 de febrero de 2016

Piden un Estado fuerte para la vitivinicultura

Carlos Iannizzotto, gerente de Acovi y vicepresidente de Coninagro, dijo que se han empañado las expectativas

Carlos Iannizzotto, gerente de Acovi, Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas y vicepresidente de Coninagro, consideró en un análisis que la vitivinicultura necesita de un Estado fuerte a favor de los productores.

"Hemos llegado a un punto donde las buenas expectativas creadas desde el 10 de diciembre están siendo empañadas por una coyuntura muy dura para todas las producciones regionales y la vitivinicultura no escapa a esta dura situación", aseguró el directivo.

También dedicado a la actividad vitivinícola, Iannizzotto definió que "esta coyuntura es lo que llamamos cosecha, vendimia, zafra o como quieran denominarla según el productor y la zona geográfica. Y lamentablemente el productor está en una situación peor que la del año pasado para esta misma época".

"Como sucede también en el resto de las economías regionales, en otros sectores de la cadena vitivinícola están viviendo este presente con realidades diferentes, porque con las medidas ya tomadas de la eliminación del cepo y las retenciones pueden tener rápidamente una perspectiva de mayor rentabilidad en su negocio. En cambio, el productor no", dijo.

Explicó que "la diferencia es que el productor tiene una longitud en su negocio mucho más larga. Desde el momento en que toma la decisión de llevar adelante sus labores hasta que pasa todo el ciclo agrícola y cobra, es un tiempo muchísimo más largo que el desarrollado en otros sectores, sobre todo en el de la comercialización".

"Por ello, el productor es el hilo más fino, que sufre un presente de extrema situación. Y no estamos hablando de los pequeños solamente, sino de los productores en general".

Reconoció que "el impacto del alza de los precios ha dado de lleno en todos, pero la producción primaria es la que menos defensa tiene; sabe todo el trabajo que tiene que realizar y cómo los costos inciden. Pero no sabe cómo ni a cuánto va a vender su producto".

"Esto pasa en el vino, en la pera, en los cítricos, en la lechería, en la horticultura y en la mayoría de las economías regionales. Hay una situación muy grave de concentración en la cual las empresas vinculadas a la comercialización pueden hacer frente a este impacto en los precios, pero el productor no", evaluó.

Añadió que "concretamente en el caso de la vitivinicultura la situación es muy compleja. Como ya lo hablamos con el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, si no se complementaban las medidas tomadas la situación se iba a agravar, y esto es lo que ha sucedido".

Desde las cooperativas dijo que se está "también dispuesto a acompañar el esfuerzo del Gobierno en la recuperación del precio al productor, que es el interés del cooperativismo, ya que sus dueños son los mismos productores".

Recomendó que el Gobierno rápidamente convoque a las grandes empresas comercializadoras, para que acompañen a Fecovita (29 cooperativas en 30 mil hectáreas de viñedo) a producir la suba del precio del vino al productor".

"La vitivinicultura necesita más que nunca un Estado fuerte a favor de los productores y del asociativismo, no con intervencionismos populistas e ineficaces", señaló.

Fuente:

Más Leídas