Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
miércoles 01 de junio de 2016

Pasará a ser ley en Mendoza la restricción de libertad a los imputados

La Cámara de Diputados aprobará de modo exprés el proyecto que restringe el régimen de prisión preventiva.

La Cámara de Diputados de Mendoza convertirá este miércoles en ley, en un trámite rapidísimo, el proyecto de endurecimiento de la prisión preventiva que, según el propio Gobierno, tiene como fin la discutible meta de "terminar con la puerta giratoria en la Justicia para los delincuentes".

A la propuesta, que ya tiene media sanción del Senado, se le dará hoy estado parlamentario, condición necesaria para que pueda ser estudiada por los diputados, pero no irá a comisión, sino que de inmediato se discutirá sobre tablas, esto es, en el recinto.

Habilitar la discusión de un proyecto de ley sobre tablas sin el paso previo por comisiones demanda el apoyo de los dos tercios de la cámara. Si se obtienen, la propuesta puede ser tratada directamente.
En este caso, el proyecto cuenta con los votos suficientes, porque Cambiemos y el Frente Para la Victoria acordaron ayer avanzar al respecto.

Así lo confirmaron a Diario UNO el jefe del bloque de diputados radicales, Cesar Biffi, y el diputado peronista Mario Díaz.

Restringir la libertad
El diputado de la UCR César Biffi expresó que "con este proyecto apuntamos a que aquellos que comentan delitos flagrantes o en reiterancia vayan directamente a prisión. Acá no serviría ni siquiera una fianza alta para recuperar la libertad".

El legislador afirmó que "los casos que vuelven a delinquir después de haber sido acusados y sin aún tener condenas son múltiples, por lo que esta ley es una garantía más para la sociedad a la hora de combatir el delito".

Conceptualmente, Biffi señaló que "implica reducir la llamada puerta giratoria y reglar mucho mejor el procedimiento de las prisiones preventivas", para lo cual precisó que "esta ley tipifica mejor las razones por las cuales se puede dar la libertad, y agrega la reiterancia delictiva (que no es lo mismo que la reincidencia), que ahora pasará a ser un motivo más que tendrán los jueces para negar la libertad".

Al acuerdo con el peronismo de darle tratamiento sobre tablas se sumará el de acompañar el proyecto desde la oposición, por lo que la propuesta estará sobrada de votos para ser aprobada, como ya sucedió en la Cámara de Senadores.

El PJ apoya pero no comparte
Desde el Frente para la Victoria, el principal reparo que se le hizo al proyecto es que "es inconstitucional" porque "la propuesta invierte la carga de la prueba, obligando al acusado a probar que tiene derecho a la libertad y no a la inversa, como es ahora, que es el juez de Garantías el que tiene que probar que el sospechoso no va a infringir su régimen de libertad ni a poner en peligro la investigación", para poder así negársela.

Estos planteos lo hicieron en la Cámara de Senadores, cuando se debatió el proyecto, los legisladores Luis Böhm y María José Ubaldini, quienes advirtieron incluso de que hay un párrafo "que habilita a la prisión preventiva eterna" y alertaron que viola garantías constitucionales.

Sin embargo, estas oposiciones fueron sólo testimoniales en el peronismo que, a pesar de ser crítico con la iniciativa del Poder Ejecutivo, decidió acompañarla.

Es que en el PJ no quieren quedar expuestos, en el blanco de las críticas del Gobierno provincial, para que desde el gobernador Alfredo Cornejo hacia abajo los lapiden con el argumento de que no tienen voluntad de combatir el delito.

Ante esto, prefieren facilitar lo que el Gobierno demande para combatir la inseguridad.

El diputado peronista Mario Díaz explicó: "Vamos a apoyar el proyecto para que siga vigente la política de Estado en seguridad, aunque no compartimos plenamente el proyecto".

No hay políticas de contención
Criticó que "el gobierno de Alfredo Cornejo continúa con una política de concentrar el poder y nosotros creemos que es un error, que se tendrían que preocupar en prevenir los hechos de inseguridad".

Detalló que el radicalismo ha tenido todas las medidas que ha deseado, hemos visto que cada vez avanza más en el poder absoluto. Ya reformaron la ley policial y la de la Inspección General de Seguridad, y ahora avanzan sobre este tema sensible de la prisión preventiva".

Y apuntó que "no vemos políticas de contención del Gobierno en los barrios de la periferias ni sociales ni de prevención para los jóvenes en zonas que son tierra de nadie".

Justificó, sin embargo, que "acompañamos porque entendemos que se trata de política de Estado, aunque la UCR no lo vea así".

"Esta ley puede resolver cuestiones como la reiterancia porque hay gente que cae detenida y sale; la sociedad ve espantada cómo entran por un lado y salen por el otro".

-Antes. Hasta hace unos años, los jueces debían negar la libertad cuando el delito que se imputaba al sospechoso tenía una pena mínima mayor a tres años de cárcel.
-Ahora. La actual Corte Suprema de la Nación cambió el criterio y bajo la premisa de la presunción de inocencia, fijó que correspondía la libertad si se garantizaba el sometimiento al proceso penal y que no peligrara el éxito de la investigación.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas