Mendoza - Mendoza Mendoza
sábado 02 de septiembre de 2017

Parque San Martín: las obras se intensifican en setiembre

La intervención del gran casco central del parque comprende asfalto, sendas peatonales y acequias. El clima más benigno de este mes beneficiará el ritmo de la obra. Galería de fotos.

En septiembre, el ritmo de obra tomará un impulso mayor en el Parque General San Martín. La estimación se basa en la mejora habitual del clima. La obra comprende el casco central del Parque General San Martín, que desde el 8 de junio está en plan de mejoras de pavimentación en asfalto y hormigón –146.452 m2–, sendas peatonales blandas de polvo de ladrillo –33.800 m2– y reconstrucción de acequias de riego: 12.000 metros lineales, lo que incluye alcantarillas y sifones.

Para asfaltar y hormigonar es necesario preparar previamente la base compacta, que requiere de humedad y temperatura específica. Entre julio y agosto, las temperaturas tan bajas y la humedad tan alta dificultaron los trabajos de imprimación y hormigonado. Los responsables de la obra prevén que con la mejora del clima durante setiembre será posible aumentar el ritmo de obra, que comenzó en la época más fría del año porque, a la vez, coincide con el momento de menor cantidad de visitantes.

Hoy trabajan unas 190 personas. Algunos son expertos en hormigón o asfalto. También hay ingenieros civiles, topógrafos y agrimensores. Unas 20 maquinas viales, camiones y motoniveladoras completan el despliegue operativo que abarca varios tramos del sector más tradicional del Parque General San Martín, Entre ellos, la Avenida de los Plátanos desde Caballitos de Marly hasta el Prado Gaucho, la avenida Arquitecto Carlos Thays (desde la rotonda Monseñor Orzali) hasta la intersección con la esquina del lago donde se ubica el museo Cornelio Moyano.

La tarea es impulsada por el Gobierno de Mendoza por medio del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía y la licitación fue ganada por la unión transitoria de empresas Ceosa-Chediack.

Los túneles de la Fuente de los Continentes

Uno de los desafíos de la intervención fue la compactación del terreno en la zona de la Fuente de los Continentes. Debajo hay túneles que conducen agua, y electricidad, y si el piso vibra por la compactación mecánica, el subsuelo puede hundirse y afectar la fuente.

Así, la compactación fue mecánica pero sin vibración. Y para ello se utilizó la misma máquina pero en modo estático. Es decir, sin vibrar. Aunque demoró el triple de tiempo el trabajo, no hubo ningún daño.
Fuente:

Más Leídas