Mendoza - lluvias lluvias
martes 07 de junio de 2016

Para arreglar las calles destruidas de Mendoza piden crear un fondo especial

La oposición legislativa plantea armar el Comité de Reparación Vial, con unos $600 millones para usar en 4 semestres.

Ante el catastrófico estado que presenta la red vial de Mendoza, legisladores de la oposición han propuesto la creación de un Comité de Reparación Vial para solucionar de manera integral el problema de los pozos, echando mano a fondos extras.

La propuesta plantea que el grueso de los fondos salga de la liquidación que hará la Nación por el 15% de coparticipación retenida por la ANSES.

Mendoza recibirá $6.000 millones y el proyecto pide que el 10% se destine a armar una caja para nutrir el Fondo de Reparación Vial. En total, podría reunir $600 millones para utilizar durante cuatro semestres, según los cálculos presentados.

El proyecto es agua bendita para los intendentes, que son los primeros receptores de las quejas de los vecinos que están hartos de transitar por calles destruidas. Los municipios no cuentan con fondos suficientes para hacer frente a los desastres viales que hay en las calles y tampoco la Dirección Provincial de Vialidad tiene fondos para ello. Por eso, la única manera de darle solución al problema es acudir a sacar plata de otras cajas.

El proyecto es autoría del diputado justicialista Lucas Illardo, con el acompañamiento de sus pares Gustavo Majstruk y Jorge Tanús.

Los legisladores han propuesto que el Comité de Reconstrucción Vial (Corevi) se conformará con el 10% de fondos provenientes del Impuesto Automotor, con el 10% de la devolución por parte del Estado nacional de los Fondos Coparticipables y el 10% de los fondos provenientes del subsidio al Transporte Público.

"En total, según nuestros cálculos, se podrían reunir unos $600 millones para gastar en cuatro semestres, contando a partir del segundo semestre de este año", explicó Tanús.

El grueso de los fondos llegarán de la devolución de la coparticipación nacional retenida por ANSES. Se estima que serán alrededor de $480 millones. El otro 10% se puede extraer del Fondo al Subsidio del Transporte Público. Cada año la Provincia le aporta $600 millones al fondo para subsidiar a las empresas concesionarias del transporte. Si se les extraen $60 millones, no es una cifra significativa para ellos y también se verán beneficiados porque las empresas de micros están perjudicadas por el estado de las calles, explicó Tanús.

Por último, la tercera pata de refuerzo para el Fondo de Reparación Vial será del Impuesto al Automotor. El proyecto plantea que el 10% de lo que se recauda también se destine a este nuevo fondo. "No estamos hablando de aumentar el impuesto –subrayó Tanús– sino de destinar el 10% de lo que se recauda para arreglar calles y rutas. Este año el impuesto ya aumentó en algunos casos hasta el 50% de acuerdo con la Ley Impositiva 2016 aprobada en la Legislatura. No es necesario aumentar más el impuesto sino sacar una porción de lo que actualmente se recauda", especificó el legislador.

"Contamos con el aval de todos los intendentes –dijo Tanús–, sea cual sea su signo político, están de acuerdo en apoyar el proyecto porque es la única alternativa que tienen para darle respuesta a sus vecinos".

Por su parte, desde el Ejecutivo, han preferido no opinar sobre el proyecto. "Oficialmente no lo conocemos", dijeron desde el Ministerio de Infraestructura.

En el mismo sentido el director de Vialidad de Mendoza, Oscar Sandes, reconoció que con los recursos que tiene su organismo no puede hacer frente a la catástrofe vial que tiene.

Este lunes Vialidad inició un plan de bacheo en toda a Mendoza, con una inversión de $4 millones. El presupuesto es ínfimo para las urgencias existentes. El propio Sandes ha dicho que debe agudizar el ingenio para repartir lo mejor posible los recursos que posee para atender todas las urgencias que tiene. "Tenemos equipos muy viejos y hace mucho tiempo que no se hacía mantenimiento, por eso ahora cuesta mucho más reparar todo lo que se ha dañado por las lluvias", se lamentó el funcionario.

Los $4 millones representan poco más de $200.000 por departamento, una cifra muy poco significativa para la magnitud de los daños que tiene la red caminera.

La idea de los legisladores es que los recursos que tenga el fondo se repartan a los municipios con el mismo criterio que rige para el reparto de los fondos provenientes de la coparticipación nacional de impuestos.

La finalidad de hacer un plan integrado entre los municipios y Vialidad provincial soluciona el problema de jurisdicción y facilita el arreglo porque hay muchas calles –aún dentro de la zona urbana– que corresponden a Vialidad y se cruzan con otras que son de los municipios. El trabajo integrado es la alternativa más práctica de solución.
Fuente:

Más Leídas