Papá baboso: "Será el mejor reinado de la historia de la Vendimia"

Lo dijo Mario Lucoski, el papá de Giuliana I, la nueva Reina Nacional de la Vendimia.

"Es indescriptible lo que siento, la alegría que siento, no hay palabras para esto", dice Mario Lucoski, el papá Giuliana I, la nueva Reina Nacional de la Vendimia.

Desbordado de orgullo por la elección que hizo su hija, Mario expresa: "Será el mejor reinado de la historia porque hemos trabajado mucho con el intendente Omar De Marchi para eso. Hemos hecho juntos todo para que ella fuera reina y vamos a hacer todo para que sea la mejor Reina de toda la historia".

Es que la flamante soberana tiene virtudes para ser una embajadora de la provincia y su vitivinicultura, ya que según explicó su papá, Giuliana I está bien preparada para esto, porque habla inglés, estudia italiano, derecho y quiere ser diplomática. Pero, además, conoce toda la organización entorno a la vitivinicultura.

Asimismo, está muy interiorizada respecto al uso del agua, del cuidado del ambiente, creo que será una gran Reina y puede contribuir mucho a solucionar muchos problemas de los mendocinos".

Por supuesto, que a tanto amor por su hija, el propio Mario le pone un poco de racionalidad y agrega: "Claro que todo lo que se ha hecho antes es valioso, lo que digo es que siempre se pueden superar las cosas con esfuerzo".

Y lo dice por su Giuliana, que es una alumna de 9 y 10 en la facultad y experta traductora de inglés. "Pero lo más importante –aclara– es que siendo ella muy prolija con sus cosas, estudiosa y aplicada cuida mucho a sus hermanos, les ordena las cosas del colegio".

Giuliana tiene tres hermanos, Mariel, de 26, que estudia para ser contadora; Nicolás, de 15, y Martín, de 5 años.

Su mamá, Clarice, siempre la alentó a ser partícipe de la Vendimia y por eso, la bella Giuliana no dejó nunca de resaltar que siempre se sintió acompañada durante esta experiencia.

Mario trabaja en una empresa exportadora de ajo, que tiene un emprendimiento vitivinícola para exportar vinos a Brasil y dirige el enólogo Walter Bressia. Por eso, Giuliana ha tenido oportunidad de trabajar en Bodegas de Argentina, traduciendo para algunos clientes, por lo que conoce los diversos actores de la vitivinicultura.

"No puedo estar más orgullosa de ella"
Rocío Selene Fuster está ansiosa por volver a Lavalle para compartir con su gente la alegría de haber logrado por segundo año consecutivo el virreinato para su comunidad.

Estudiosa, responsable, buena hermana fueron algunos de los concepto que su mamá, Carina, ha contado durante todos estos días. Y luego de la gran noche, los reitera y remarca.

"No puedo estar más orgullosa de ella", dice.

Pero, además, es la nena de su hogar porque Rocío es hermana de tres varones.

Igual que su compañera de reinado Giuliana, Rocío llegó hasta aquí gracias al apoyo familiar, pero también porque desde muy chiquita acompañó a sus abuelos en los trabajos de la viña, después desde los 13 años, bailando folclore en vendimias distritales y vendimias departamentales. Hasta que este año se animó a probar una nueva experiencia.

Y como tal, prefiere conservar todas las tradiciones vendimiales.

Es decir, su imagen, los atributos, el reglamento, todo lo más tradicional.

Por esto mismo, la rubia lavallina dice: "Amo la Vendimia".

Y no deja de destacar que su familia ha sido siempre parte de este camino que emprendió al presentarse como reina distrital de Gustavo André.

Sin poder creer todavía lo que pasa a su alrededor, solo quiere volver a casa para disfrutar de la familia.
Fuente:

Más Leídas