Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 18 de marzo de 2016

¿Otro conflicto en puerta? Analizan un "ítem aula" para la Salud de Mendoza

El Ejecutivo quiere diferenciar a los médicos más eficientes. Para esto podrían tomar algún componente salarial y operar allí el reconocimiento. Se vienen las negociaciones con varios gremios estatales.

Mientras que el gobierno de Mendoza resiste el rechazo docente al ítem aula, guarda celosamente la estrategia que le planteará a las siguientes mesas paritarias de los trabajadores estatales. Sin embargo, las principales directrices de las futuras discusiones ya se han visto en el caso docente: discusiones cortas, con aumentos "pagables" y distinguir a quienes trabajan en lugares claves, como el aula.

En Salud, ya hubo intentos fallidos de premiar a quienes tienen mejor desempeño, no sólo por el cumplimiento horario, sino porque en ese tiempo, son más efectivos. Por supuesto que el debate con los gremios de la Salud promete una dura batalla con la nueva administración, por el perfil de los líderes sindicales y porque no es sencillo establecer indicadores claros para medir la productividad en esta materia por la diversidad de los servicios hospitalarios. Por ejemplo, cómo determinar que en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Central donde- con su estructura actual de recursos humanos, camas, tecnología y servicios de soporte- atienden una cantidad de pacientes, en tiempos razonables y con la calidad adecuada. Y luego, cómo comparar este trabajo con una terapia similar de otro hospital.

Una vez definido el modelo, el siguiente paso es saber cómo distribuir la productividad, dentro de cada servicio, lo que plantea la necesidad de establecer un arbitraje o medida que sea justa para ser equitativos respecto al peso que cada labor profesional tiene en cada sitio. Si bien se está estudiando, llevará tiempo poder implementarlo y no será seguramente en el ámbito de la paritaria dónde sea discutido, según lo que pretenden desde el ministerio de Salud. De todos modos, si está claro que con todas las medidas ya tomadas, como la revisión de la mayor dedicación y pagos por prestación, el gobierno busca diferenciar a los equipos médicos que tengan mejores resultados. Para hacer esto podría tomarse alguno de los componentes salariales y operar allí para reconocer a los que trabajan más efectivamente.

Mayor dedicación y pago por prestaciones
Entre los 19 mil empleados que tiene el ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, solo 1.171 cobraban mayor dedicación, casi un 2% del total de trabajadores, y en general fueron otorgadas para solventar necesidades estacionales, como contratar más pediatras para la guardia del Notti para atender la demanda de invierno. Pero con el paso el tiempo, mucha de ellas fueron utilizadas como compensaciones salariales, y por eso, el gremio las describe como derechos adquiridos y han sido en muchas paritarias, materia de análisis.

Estas mayores dedicaciones le costaban al ministerio, entre sus tres subsecretarías, $ 21 millones por mes. Al pasar la revisión, según el decreto de febrero, le fueron quitadas a 355 empleados y bajadas a menor cantidad de horas, en el caso de 125 personas. Con esto, se hizo un ahorro de unos $ 5 millones mensuales. Esa disminución o quita en la mayoría de los casos tuvo relación en que la tarea realmente no era necesaria. Como puede observarse, no pudieron sacar muchas de las mayores dedicaciones, pero la idea es "reconvertirlas" de modo tal de que sirvan para ofrecer más servicios médicos.

Distinto es el estudio que se hizo sobre el pago de prestaciones, porque en este punto, casi todas las guardias hospitalarias se pagan con este sistema. Es decir, el médico cobra por cubrir un día de la semana, y luego factura por esa "prestación". La guardia del Notti es emblemática, ya que el 78% de los médicos que la cubren, reciben su salario de esta manera. El problema no es tan solo el modo de pago y el monto - $180 millones anuales para todos los hospitales- sino la vulnerabilidad del sistema sanitario al no poder fidelizar al profesional, que bien puede recibir una mejor oferta en otro hospital y abandonar sin mayores obstáculos el servicio. Hasta ahora, las prestaciones no han podido ser tocadas, pero la intención es acordar un "precio" único para evitar la competencia interhospitalaria, que terminaba por dejar en repetidas ocasiones, sin médicos a los nosocomios públicos.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas