Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 15 de junio de 2016

OSEP aumentó coseguros hasta en un 62% y dice que sale a controlar abusos

Se trata de las atenciones de guardia y algunas especialidades. Hay auditores que se hacen pasar por afiliados para detectar a los médicos que cobran más de lo permitido.

Sergio Vergara, director de la obra social más grande de Mendoza –OSEP– confirmó que se han incrementado los coseguros por prácticas habituales y consultas clínicas entre 16% y 62%.

Los mayores aumentos se produjeron en las atenciones de guardia, que pasaron de $30 a $80, igual que las atenciones oftalmológicas y de garganta, nariz y oído.

En tanto, las consultas de clínica general por las que antes se abonaba la misma cifra, ahora se pagan $50. Además, confirmó que por la realización de prácticas de rutina (de laboratorio o diagnóstico por imágenes, por ejemplo), los aumentos han sido cercanos al 16%.

Si bien la subas son importantes, Vergara subrayó que las tarifas son fijas y se controla que no se cobren sobreprecios. Antes se colocaba un precio en forma deliberada por cada una de las prácticas.

El directivo destacó que los abusos de precios se controlan a través de auditores que se hacen pasar por afiliados y advierten a la administración de la OSEP lo que está sucediendo.

El pago de coseguros se realiza en efectores que no son los que gerencia la obra social de los estatales, mientras que en los propios de OSEP no se les cobra a los afiliados por las consultas.

Tarifas fijas
Vergara explicó que desde la administración se tomó la decisión de subir los montos de lo que se paga a los profesionales de la salud, porque no se respetaban los topes anteriores.

A modo de ejemplo, Vergara explicó que los médicos clínicos reciben $200 por cada paciente de OSEP que acude a la visita. De ese monto, $50 los aporta el afiliado y $150, corren por cuenta de la OSEP.

"Lo que hemos logrado es que los círculos médicos y las asociaciones de segundo nivel hayan puesto criterios de trabajo y de cobro en común", manifestó Vergara.

Destacó que otras prácticas, si bien han aumentado, son sostenidas en gran parte por el aporte de la institución y en muy menor medida, por el de los afiliados. Mencionó, para graficar, que en el caso de un estudio de biopsia mamaria, el asociado paga $190, mientras que la obra social aporta al efector $1.500 más. En paralelo Vergara manifestó que el aumento de la cuota no ha superado el 23%, homologándolo con el incremento de los salarios de los trabajadores estatales.

Cómo se audita
El funcionario sostuvo que el cobro de sobreprecios en algunas prestaciones, como las bioquímicas y las radiológicas, era reiterado, no así las consultas médicas habituales. De todas maneras, se decidió comenzar a controlarlas porque no se venía haciendo y era una realidad que no había regulación al respecto.

Se decidió entonces enviar auditores que llegan a los consultorios, clínicas o centros de atención guiados por alguna denuncia o sospecha de cobros irregulares. Se hacen pasar por afiliados y si detectan un abuso, lo hacen saber a la administración de OSEP. Se trata de los 20 inspectores con los que la obra social más grande de la provincia controla todo el territorio provincial.

Si se detectan irregularidades, el médico, o los responsables de la clínica o centro de atención deben realizar un descargo dentro de los tres días hábiles posteriores a la denuncia. Si los argumentos no resultan convincentes, sobreviene un apercibimiento, una multa o directamente se desliga al denunciado de la cartera de prestadores.

Restablecer los pagos como gran objetivo
En los pocos meses que lleva administrando la OSEP, Sergio Vergara destacó que uno de los principales logros que se han conseguido es restablecer la cadena de pagos. "Queremos volver a generar una relación fluida, no sólo con los prestadores, sino con los afiliados. Les pedimos también que confíen en nosotros y por eso, nos ponemos de su parte", sostuvo el funcionario.

La primera señal que se dio en ese sentido, fue el pago a la industria farmacéutica de $207 millones en abril pasado.

Con esto, se evitó el corte de los suministros farmacológicos, insumos y otros elementos necesarios para la atención de los pacientes.

"No hay nada peor para una institución que perder la credibilidad, por eso queremos dejar esta etapa atrás, superarla. Los profesionales y prestadores nos están acompañando muy bien en esto", destacó.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas