Mendoza Mendoza
viernes 13 de mayo de 2016

Orozco pidió a la Justicia que avale que un hombre con síndrome de down pueda donarle un riñón a su hermano que está grave

Un médico de 63 años debe someterse a diálisis y su salud no deja de empeorar. El intendente de Las Heras, que es médico, atiende su hermano discapacitado y dijo que clínicamente está bien

Alfredo Gandur (63) es médico mendocino, alergista y especializado en histocompatibilidad de donantes de órganos, en una capacitación en Francia. En 2007 le diagnosticaron poliquistosis renal, una enfermedad genética sin cura y tuvo que dejar de trabajar a la espera de un transplante que le salve la vida. Cada día debe someterse a un tratamiento de dialisis y su salud está deteriorándose.

Su única opción, es que su hermano Jorge (60), quien tiene síndrome de Down, le done un riñón.

Jorge ha manifestado su consentimiento, pero los hermanos no logran el aval de la Justicia, que ha dilatado un año la decisión y objeta el transplante por una de las pericias, la psicológica, que según Alfredo se hizo en condiciones adversas para su hermano.

El intendente de Las Heras, Daniel Orozco, atiende a Jorge y manifestó su visto bueno para el transplante aunque se cuidó de aclarar que la autorización depende de la Justicia.

"Su hermano necesita un trasplante urgente de riñón, mi paciente tiene síndrome de down pero clínicamente está bien. Yo creo que se debe avanzar ya que soy un militante de la vida. De todos modos la justicia aún no puede determinar si está plenamente en condiciones y es la que tiene la última palabra", dijo el jefe comunal.


Por su parte el hermano Alfredo acusó a los peritos judiciales de complicar las cosas: "Le preguntaron a Jorge si sabía lo que era un transplante, con un lenguaje técnico que mi hermano no podía comprender". Y aseguró que su hermano con síndrome de Down "viaja solo en colectivos, lee, escribe, vamos juntos a la cancha o sale con amigos"; por lo que se pregunta "por qué no puede donar un riñon".

Embed

La contreversia está en lo jurídico. El nuevo Código Civil argentino adapta el país a normas internacionales, pero lo hace dejando zonas grises, como en las que se hallan Alfredo y Jorge, en el dilema de si se reconoce o no la capacidad de decisión del hermano con síndrome de Down.

La Ley de Trasplantes señala que podrán ser donantes personas capaces y mayores de edad, pero de acuerdo a la legislación anterior, Jorge fue declarado incapaz.

Fuente: Agencias


Fuente:

Más Leídas