Mendoza Mendoza
miércoles 27 de abril de 2016

Operativo para contener a 130 personas que viven en la calle

En la iglesia de la Merced recibirán un desayuno y una revisación médica integral por parte de pediatras y ginecólogos

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social junto con 15 organizaciones civiles que ayudan a personas en situación de calle saldrán hoy a ofrecerles un servicio completo de revisación médica, vacunación, documentación y capacitación laboral.

La intención es contener de esta forma a unas 130 personas que han sido detectadas en el Gran Mendoza, entre las cuales han encontrado 8 familias constituidas, tres de las cuales tienen niños, más otros 14 adolescentes que también suelen pernoctar en la calle.

En principio todos han sido convocados por voluntarios y agentes sanitarios a concurrir a la iglesia de la Merced, en Ciudad, donde recibirán un desayuno y se les ofrecerá la posibilidad de bañarse y comenzar una revisación médica integral que incluye pediatras y ginecólogos.

En un futuro, una vez documentados, se los instruirá para que concurran a los centros de salud más cercanos a su zona de influencia, donde podrán ser atendidos cuando sea necesario.

El ministro de Salud, Rubén Giacchi, explicó que este operativo tendrá continuidad con la presencia de agentes sanitarios urbanos, capacitados para abordar la complejidad de esta población que muchas veces prefiere continuar en situación de calle por su características socioculturales.

Del mismo modo habrá personal capacitado para captar a quienes necesiten ayuda con algún tipo de adicción.

Según los datos que maneja el ministerio, de las 130 personas detectadas unas 50 recurren a los albergues para dormir, ya que el resto termina circulando por el área metropolitana, lo que los hace más difíciles de encontrar y hacerles un seguimiento. Entre los departamentos donde más se ve este tipo de situaciones se encuentran Las Heras, Capital y Guaymallén.

En cuanto a los chicos que viven en situación de calle con sus familias, el ministro indicó que "son las familias las que más usan los albergues de noche para dormir, porque tienen niños y son los más dispuestos a cumplir las normas de estos lugares, pero estamos tratando de no judicializarlos porque se complica mucho más su problema, por eso apuntamos también a que sus padres puedan ser capacitados".

Y de inmediato admitió que el sistema de protección de menores no funciona como debería para contener a los chicos y menos aún a los adolescentes. En ese sentido, adelantó que está en estudio un nuevo formato para contener a los jóvenes conflictivos que incluye el posible cierre de los hogares y una reestructura de la DINAF.

Además informó que volverán a la calle los operadores, para ir a buscar a jóvenes y niños que sufran la vulneración de sus derechos.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas