Mendoza Mendoza
lunes 09 de enero de 2017

"No quedó nada, el durazno no sirve ni para jugo", dijo uno de los afectados por el granizo

Testimonios desgarradores se escucharon en Real del Padre tras el paso de una feroz tormenta de viento, agua y granizo el sábado por la noche.

La tormenta del sábado por la noche sembró desazón en varias zonas de Alvear y San Rafael pero principalmente en el distrito de Real del Padre.

Los vientos huracanados, la intensa lluvia y la malicia del granizo provocaron voladura de techos, tiraron árboles, se cayeron postes de la red eléctrica y se cortaron cables. En la parte productiva, lo que habían logrado salvar de la helada, la piedra lo dejó inservible y así lo reflejan los testimonios de la gente del lugar.

Los Cañada comenzaron tres años atrás un emprendimiento familiar, un secadero, y este 2017 iba a ser la primera vez que podrían colocar la fruta a secar.

El sábado a la tarde era todo alegría, estábamos preparando las paseras para secar, hoy estamos barriendo, no quedó nada", contó Juan Carlos Cañada (42), que tiene una propiedad en calle Guillén en Real del Padre.

La familia que había invertido lo que tenía defendiendo la producción contra las heladas "y por tercer año consecutivo nos quedamos sin nada, el durazno no sirve ni para jugo. Pero no somos sólo nosotros, cuatro familias iban a trabajar en el secadero, ahora estamos todos sin trabajo", dijo el finquero.

Cerca de los Cañanda está una mujer de apellido García. Tiene 80 años, vive sola y atiende la finca. La semana pasada contrató un tractor y con la fruta que iba a cosechar pagaría los $4.000 de mano de obra.

"Estaba sentada debajo de un parral llorando desconsolada, verla fue un dolor inmenso en el corazón. Realmente hace años que no veía algo así", comentó Jorge Pizarro de Defensa Civil de San Rafael, que salió a recorrer las zonas afectadas.

Fuente: UNO San Rafael

Más Leídas