Mendoza Mendoza
domingo 23 de octubre de 2016

"No podés estar siempre echándole la culpa al pasado"

"El tema de la herencia son 3 meses, pero después ya tenés que hacer cosas", dijo el lavallino al analizar la gestión de Cornejo. Recordó que el PJ le dio al Gobierno las herramientas que pidió y ahora quiere saber qué pasó con el endeudamiento

Es puntual. No hace falta recordarle la hora ni el día de la entrevista porque él mismo se encarga de avisar que llegará tal como se había acordado. Viste un saco azul y en la solapa lleva un prendedor de la Bandera argentina y una escarapela. Dice que prefiere las notas en persona y no por teléfono. Cumplió 44 años el viernes y es intendente de Lavalle desde que tenía 29.

Roberto Righi no es sólo uno de los pocos mandatarios que resistieron la debacle que fueron las últimas elecciones para el peronismo local, sino que ahora será también, desde diciembre, el nuevo vicepresidente del partido, acompañando a Omar Félix.

Habla pausado, con calma y podría decirse que tiene lo que se llama un perfil bajo. Dice que no se considera exitoso porque "el éxito te puede llegar a marear". De profesión es técnico en Administración y Comercialización, está casado con Ana y tienen dos hijos: Franco (12) y Antonella (11). Se define como una persona "positiva por naturaleza". "¿De qué vamos a hablar? ¿De política o de gestión? A mí me gusta más la gestión", pregunta y afirma.

–¿A qué se refiere entonces cuando habla de gestión?
–Hablar de gestión es concretar cosas, mejorar la calidad de vida de los vecinos. Asumí en 2001, el 7 de noviembre después de la muerte de Carlitos (por Carlos Masoero). Hemos concretado alrededor de 700 kilómetros de agua potable, enripiado de caminos, cloacas, la sala de la cultura, el parque nativo, muchas cosas que hacen que el departamento evolucione.

–¿Y cómo ve la gestión del gobernador en estos meses?
–Veo que Cornejo está tratando de hacer una organización interna del Estado, que está muy enfocado en eso. Pero para afuera está muy paralizado. Por lo menos en nuestro departamento hemos tenido un año en el que no se ha hecho ni una vivienda. Es grave por la necesidad que tiene la gente. El tema de la herencia son tres meses pero después ya tenés que hacer cosas. Todos sabemos cómo nos encontramos cuando querés ser intendente, gobernador o lo que sea. No podés estar siempre echándole la culpa al pasado. Creo que cuando vos asumís y ves que la situación no es del todo buena tenés que mirar para adelante y empezar a cambiar las cosas rápidamente. No podés quedar pegado en el pasado. La gente necesita respuestas, espera que se resuelvan los problemas.

–¿Qué tipo de oposición van a ser el año que viene?
–Este año le hemos dado todas las herramientas al gobernador, de todo lo que necesitaba, con el endeudamiento y las emergencias. Hoy es el momento de analizar todo lo que se hizo con eso, a qué tasa se tomaron los créditos, qué se hizo con esa plata, estamos poniendo énfasis en eso. Yo veo que en nuestro departamento en materia de salud estamos más complicados que antes. El hospital de Lavalle es un centro de salud grande, ningún gobierno, de la gestión que sea, ninguno ha podido transformar el tema de la salud. Endeudarse tiene que ser para hacer obras y hacer cosas que sirvan.

–¿Cómo está internamente el partido?
–Estamos tratando de coordinar acciones con los intendentes y los legisladores. Veo que hay un gran sentido de responsabilidad, de coherencia y de ganas de coordinar acciones. Queremos que el Partido Justicialista se vaya ordenando, que es lo que nos ha faltado después de las distintas derrotas. Esto es importante para nosotros y para el Gobierno provincial porque si no hay voces distintas dentro del mismo partido eso no ayuda a nadie. Se trata de que todos los sectores y las líneas colaboremos. La situación es difícil, no es sencilla, uno tiene que aportar desde donde toque. A veces en política hay situaciones difíciles. Yo tengo una metodología más de construcción, más de diálogo. Soy por naturaleza más bien conciliador.

–En su momento, apoyó a Daniel Scioli, ¿quién es su referente ahora a nivel nacional?
–Creo que hay un cambio de era, tenemos que apostar a dirigentes nuevos que están resurgiendo, creo que el justicialismo tiene que unirse. Tiene que haber renovación, que es lo que la gente espera. Si no, nos va a costar mucho llegar nuevamente. Hay dirigentes como Urtubey, como Randazzo y como Sergio Uñac en San Juan que son parte de esa renovación.

–¿Le gustaría ser gobernador en algún momento?
–Después lo veremos... por ahora estamos gestionando en el departamento y aprovechar cada minuto para hacer gestión y poder invertirlo bien. Lo que toque y haya que hacer, lo haremos. El tiempo dirá.

–¿Qué opina de la polémica que hay alrededor de la postulación de José Valerio para la Corte?
–Me parece que lo de Valerio más que de género es una cuestión de amplitud mental.

–¿Cree que debe haber reelección de gobernador?
–Sí, y también me parece que los jueces deben ser electos y me animaría a decir que hasta los comisarios, que el comisario del pueblo sea elegido por el voto. Me parece que sería justo. Y que el gobernador tenga por lo menos una reelección. Creo que se tiene que acabar esa discusión, pienso que hay que avanzar a fondo, no sólo con el gobernador.

–Está transitando su cuarto período como intendente, ¿no le parece que es mucho tiempo?
–No es algo que nos haya pesado. Estamos orgullosos de haber concretado algunas cosas y después el tiempo dirá. No nos ha pesado ser intendente cuatro períodos.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas