Mendoza - Tupungato Tupungato
martes 06 de septiembre de 2016

"Nevaba que parecía que se nos venía la nieve encima"

Repercusiones. Así vivieron la nevada en Tupungato.

"¡Es champú!, ¡es champú!", le decía entre risas Guadalupe (10) a su hermano, Joaquín (6), mientras ponía sobre su cabeza un puñado de nieve simulando que era espuma. Ambos aprovecharon la mañana de ayer para jugar en el patio que aún permanecía blanco, ya que no fueron a la escuela. Es que después de la copiosa nevada que sorprendió a los tupungatinos el domingo por la tarde y que se prolongó durante toda esa noche, debieron suspender las clases en Tupungato y también en el Manzano Histórico.

Este paraje de la precordillera valletana fue otro de los sitios donde se presentó con intensidad este fenómeno climático, cuya precipitación se inició el viernes y duró hasta este lunes. También nevó en Vista Flores y en todo Tupungato.

Que haya caído sorpresivamente –aunque algunos pronósticos lo adelantaron– ya en setiembre y en pleno fin de semana, entusiasmó a los valletanos y a mendocinos, en general que no quisieron perderse la foto en plena nevada. Muchos sacaron nuevamente las camperas, gorros y bufandas, y se acercaron a esos parajes para disfrutar del paisaje, mientras los niños armaron muñecos o se trenzaron en guerritas de nieve.

Más allá de ser uno de los lugares predilectos para pasear los domingos, el Manzano Histórico fue uno de los escenarios para quienes optaron por disfrutar de la nevada, que allí alcanzó los 20 centímetros de altura; mientras que en el Paso de los Puntanos, la nieve trepó a los 30 centímetros. Debido a esto, Vialidad trabajó despejando rutas y se pidió extrema precaución por el estado resbaladizo de las calzadas de las rutas 86 a Los Cerrillos, de la 89 a La Carrera, de la 88 a Zapata y de la 99 a Cordón del Plata.

"A las 21 nevaba que parecía que se nos venía la nieve encima, no se veía nada ni para manejar", relató Diana Acuña, una vecina del barrio RIM 11, que fue uno de los escenarios que el lunes aún permanecía blanco. Por las condiciones de varios de estos caminos y las bajas temperaturas, la Dirección General de Escuelas decidió suspender las clases del turno mañana en Tupungato. Para el turno tarde, el dictado fue normal.

"Lo más jodido de la nieve es cuando se acumula sobre la flor, que es como si la quemara. Es problemático para los duraznos, por ejemplo. Pero por suerte no nevó lo suficiente como para que eso pasara", explicó Arturo Giaquinta, un productor de La Arboleda. Es que, lo que para algunos resulta pintoresco o entretenido, para los agricultores puede ser una amenaza y afecta también a la cereza, la ciruela y las viñas.

"Las plantas tienen como su reloj biológico. Necesitan tantas horas de frío como de calor. En esta época que hagan estos fríos no es nada bueno, y más en este estado de la floración porque, como no tuvimos invierno, prácticamente se adelantó todo", amplió Giaquinta, de cara a los pronósticos que por estos días anunciaron heladas.

"Lo más jodido de la nieve es cuando se acumula sobre la flor, que es como si la quemara. Es problemático para los duraznos, por ejemplo" (Arturo Giaquinta, productor de La Arboleda).

"Nevaba que parecía que se nos venía la nieve encima, no se veía nada ni para manejar" (Diana Acuña, vecina del barrio militar del RIM 11).
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas