Mendoza Mendoza
domingo 30 de julio de 2017

Mujeres con fibromialgia ofrecen un espacio de ayuda

En 2014 armaron una asociación con el fin de brindar charlas y contención a personas que sufren esta enfermedad

Ante la falta de una legislación o de agrupaciones que den contención y apoyo a las personas con fibromialgia, un grupo de mujeres (afectadas por esta enfermedad) se reúne semanalmente en un café o en una casa, y brindan charlas y difunden pautas que ayuden a otras personas a transitar la enfermedad, guiarlas en sus cuidados o bien para encontrar un diagnóstico certero.

No es otra cosa que darles una respuesta al dolor, a través de la contención y de la experiencia propia, que cuando se comparte siempre sirve de ayuda a otros.

El inicio
Avimef (Asociación Vivir Mejor con Fibromialgia) se llama este espacio creado en 2014 por Sandra Lucero (49), a quien en 2003 le fue diagnosticada la enfermedad. "Comencé con fuertes dolores de espalda, tuve un accidente laboral, y ahí se desencadenó todo y terminé con una depresión", recordó.

Con mucho esfuerzo puso en marcha la asociación, que en la actualidad cobra apenas $20 por mes a cada afiliada. "Al comienzo éramos tres, pero con el tiempo se fueron sumando y hoy somos 15 en la comisión directiva y tenemos 30 afiliadas", comentó la mujer que es enfermera del hospital Perrupato y tiene tres hijos.

fibromialfia.jpg

Sandra, que en los inicios de la enfermedad tomaba un combo de pastillas (para el dolor, la ansiedad, la depresión), ahora sólo consume un analgésico de vez en cuando, aunque reconoce que tiene crisis de dolores que calma con un fármaco especial.

"La fibromialgia se relaciona con estados emocionales, con estrés. Por eso, es importante aprender a convivir con el dolor. Al comienzo necesité psiquiatra, psicólogo y medicación, pero ahora me controlo con analgésicos", explicó Sandra que llegó a sobrellevar su problema descansado bien y haciendo actividad física, porque sabe que si no lo hace, los músculos le duelen y la vida se le complica.

De varios lugares
La asociación creada por Sandra aporta mucho a la difusión del problema y cada vez son más los que se interesan por saber de esta enfermedad, que por sus características necesita de un tratamiento interdisciplinario.

Además, el diagnóstico tarda en llegar porque se detecta a través de un estudio clínico y muchas veces los dolores musculares pueden tener distintos enfoques, que van desde la traumatología y la inmunología hasta la psicología, entre otras especialidades.

"Entregamos información gráfica y también difundimos el tema por las redes sociales. Por ejemplo, hemos contactado gente de España y Uruguay, un país que trabaja muy bien en esta enfermedad y además, tiene muy buenos profesionales", explicó la mujer, que agradece a la Municipalidad de San Martín el apoyo que le dan con lugares para colocar stands en diferentes eventos y con la impresión de folletos informativos.

"Lo que más pido es que no tengan miedo a hablar, que si bien se da más en mujeres, hay hombres también, a los que les cuesta aceptar que tienen la enfermedad, pero no se animan a decirlo", pidió Lucero.

La asociación necesita ayuda económica para hacer los folletos y para las reuniones que a veces se hacen en diferentes departamentos, como San Rafael o San Martín.
Fuente:

Más Leídas