Mendoza Mendoza
miércoles 11 de enero de 2017

Muerte de Ayelén: la Corte admitió que hubo errores en la liberación de un preso y abrieron dos investigaciones

El presidente de feria de la Corte dijo que hubo un error de cómputo. Sumarian a empleados, funcionarios y jueces. El procurador tomó igual medida contra los fiscales intervinientes. Dicen que falló toda la cadena de controles prevista

"Acá hay una cadena de responsables. Hay que determinar quiénes intervinieron y tomar la decisión que corresponda, con las sanciones pertinentes. Hay un informe que indica que existe un error en el cómputo, no así en la sentencia. La pena y la sentencia están bien".

Así arrancó ayer la rueda de prensa el juez de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia, José Valerio, al referirse al caso de la liberación errónea del delincuente, Horacio Martín Rodríguez (26), puesto en libertad en agosto del año pasado, cuando aún le faltaba cumplir tres años de cárcel.

Con un frondoso prontuario por robo a mano armada, la situación de Rodríguez pasó inadvertida durante seis meses hasta que el sábado pasado protagonizó una tragedia en la que provocó una muerte.

Junto con un cómplice, asaltó a un vecino del barrio Tamarindos III, le robó un auto BMW, huyó a 180 kilómetros por hora por la angosta calle lateral del Acceso Norte, perdió el control del vehículo y se estrelló contra la casilla de una parada de micros, atropelló a Ayelén Arias, de 20 años, y a su bebé de un año y medio. La joven madre murió y el pequeño lucha por su vida.

La trágica concatenación que le quitó la vida a Ayelén empezó con la liberación errónea de Rodríguez. El trágico resultado fue un mazazo para el Poder Judicial.

Por eso ayer Valerio, quien está en ejercicio temporal de la presidencia de la Corte, habló a los medios para dejar claro que se cometió un grave error en la liberación Rodríguez y que se investigará hasta las últimas consecuencias.

En la conferencia estuvo el procurador de la Corte, Alejandro Gullé, porque también abrió su propia investigación interna.

En síntesis, Valerio dispuso la instrucción de un sumario administrativo contra empleados, funcionarios y jueces que intervinieron en el expediente y Gullé, en el mismo sentido, contra empleados, funcionarios y fiscales que participaron.

Valerio: "Ya ha pasado"
En la conferencia, el juez Valerio admitió que no es la primera vez que se computa mal una sentencia.

El cómputo es la cuenta que determina cuándo un condenado recuperará la libertad. En el caso de Rodríguez la Quinta Cámara del Crimen determinó que debía salir de la cárcel en 2016, pero el cálculo estaba mal hecho porque por la condena a 12 años y 6 meses que tenía, recién debía salir libre en 2019.

"No es extraño que haya ocurrido" afirmó el supremo José Valerio. "Ha pasado muchas veces, pero siempre se ha detectado el error. A veces lo descubren el fiscal o el secretario del fiscal, la defensa, funcionarios de la cárcel o el juzgado de Ejecución".

"Ellos –recalcó– son los mecanismos de control que tiene previsto el sistema para detectar errores. En este caso esa cadena no funcionó".

Valerio reconoció también que la tarea del cómputo suele ser delegada por el modo de trabajo que tiene la Justicia, y que calificó de "antiguo, arcaico y vetusto".

Detalló: "Cada vez que se dicta una sentencia hay un funcionario que elabora el computo. Este a veces está atorado de trabajo, entonces se lo da al empleado especializado que lo hace, después el funcionario lo revisa y el juez lo firma", explicó.

Para Valerio, la tarea del cómputo debería estar concentrada en una oficina con cuatro o cinco especialistas y no repartida entre las ocho cámaras del Crimen.

Sin vueltas sentenció: "Hay que hacer una Justicia distinta. Esto no puede ser igual".

Gullé: "Un número mal puesto"
El procurador de la Corte, Alejandro Gullé, anunció que abrió un sumario para investigar la actuación de dos fiscales que intervinieron en el caso. Una de ellas es la fiscal viajera, Anabel Orozco que está con un pedido de destitución por irse de vacaciones con un parte médico.

El jefe de los fiscales señaló: "La etapa del cómputo es una tarea de sumas y restas aritméticas. Puede haber un error, acá está claro que hubo un error, pero no sabemos si fue voluntario o involuntario".

Señaló: "Los fiscales o el juez podrían haberse dado cuenta de esto pero por la vorágine de trabajo delegan estas tareas de control en personal de confianza".

Entonces expresó sobre el error del cómputo: "Lamentablemente es un número mal puesto". Dijo, además: "Ya es anacrónico seguir sumando con el lapicito días de detención y que debería estar informatizado".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas