Mendoza - Godoy Cruz Godoy Cruz
lunes 08 de agosto de 2016

Miles de fieles conmemoraron San Cayetano, en medio de la crisis laboral

La fiesta religiosa convocó a cientos de fieles en la parroquia del barrio Bancario, en Godoy Cruz.

Miles de peregrinos visitaron la cuasiparroquia de la calle Anatole France, en el barrio Bancario de Godoy Cruz, para conmemorar un nuevo día de San Cayetano, "santo de la providencia, patrono del pan y del trabajo". Desde muy temprano el edificio abrió sus puertas para recibir a los creyentes, se realizaron varias misas y hubo una procesión.

La fiesta religiosa tuvo este año un sentido más profundo ya que se celebró en medio de un contexto económico en el que crece el temor a perder el trabajo y en un momento en el que se calcula que son 179 mil los argentinos despedidos y suspendidos durante el primer semestre, según datos dados a conocer por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

"Hace veinte años que vengo desde Las Heras, siempre pidiendo trabajo y dando gracias por la salud y por lo que tengo; soy docente. El año pasado vine a rezarle a San Cayetano por mi hija para que consiguiera un lugar donde desarrollarse y finalmente apareció. Este año es el turno de mi hijo, vine a orar por él para que tenga y logre todo lo que se propone", contó Gladys Coria (57).

Esta maestra era una más entre las tantas personas que hicieron cola ayer a la tarde en la puerta de la parroquia, esperando su turno para tocar la imagen de San Cayetano y recibir una bendición. A su lado, la acompañaba una vecina, Marta Montenegro (62), ama de casa y fiel católica que confesó ser seguidora de esta festividad popular desde pequeña.

Espigas de trigo, velas amarillas, pan, rosarios, figuras de yeso y estampitas inundaban la escena del domingo en cada una de las esquinas que rodeaban la parroquia elegida por el arzobispo de Mendoza, monseñor Carlos María Franzini, para celebrar la fiesta patronal. Afuera entre los fieles, decenas de niños y algunos discapacitados en sillas de rueda pedían limosna entre la gente.

En su homilía el máximo representante en Mendoza de la Iglesia habló sobre la falta de trabajo como un problema social y humano y destacó que el trabajo les permite a las personas desarrollarse con dignidad. De este modo, hizo un llamado a los fieles para que rezaran por todos los mendocinos que están pasando por una situación de desempleo.

"Vengo a agradecerle porque gracias a él tengo trabajo permanente", decía Juan Carlos González (63), que terminó su turno en el camping del SUPE en Vistalba y viajó en micro hasta Godoy Cruz para pedir por su esposa, "para que esté bien y Dios la ilumine". Sergio Illanes (30), que trabaja en una empresa constructora, también se acercó a rezar "porque la situación está muy difícil", dijo.

Cristian González (36) con Santino de 6 meses en brazos contó que busca trabajo desde hace 8 meses. "Agradezco por mi hijo pero necesito trabajar para poder alimentarlo", expresó. Era dueño de un minimarket pero tuvo que cerrarlo porque la recesión económica y la inseguridad hicieron trizas su negocio. Ahora espera que el santo italiano le dé una mano para salir adelante.

La procesión se realizó hasta la plaza Libertad y a las 17 hubo una misa que contó con una importante convocatoria.
Fuente:

Más Leídas