Mendoza Mendoza
domingo 25 de septiembre de 2016

Metrobus a la mendocina, con micros menos contaminantes

Es uno de los objetivos que busca la nueva licitación que elabora el Gobierno para fines del 2017. Mientras, pondrá en marcha un adelanto del sistema con dos redes troncales.

El Gobierno proyecta un sistema de transporte para el Gran Mendoza con ramales troncales de tránsito rápido, carriles exclusivos para micros y la exclusión progresiva de los autos del centro. El objetivo es usar colectivos híbridos, menos contaminantes que los actuales.

El proyecto implica una propuesta urbanística en la que han debido ponerse de acuerdo seis intendentes del Gran Mendoza y el Gobierno provincial. La primera parte de ese plan arranca con dos ramales troncales que cruzarán en eje el área metropolitana, de norte a sur y de este a oeste.
Mendoza se convertiría en la primera ciudad del interior del país que copia el modelo porteño del Metrobus, que se implementó en la ciudad de Buenos Aires, pero en este caso se haría con micros híbridos (que funcionan tanto con gasoil como con electricidad), lo que la pondría como la primera provincia con un sistema de transporte con colectivos de ese tipo.

Esta semana comenzará un trabajo de auditoría del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con la colaboración de especialistas en urbanismo de primer nivel, para analizar cómo desarrollar la ciudad alrededor de los ejes principales del transporte. El estudio durará un año.

La luz verde para el proyecto viene respaldada de la asignación presupuestaria correspondiente en el presupuesto del Gobierno nacional para 2017 que se conoció la semana pasada. Se asignaron en total $320 millones.

Ahora, con los fondos asegurados, la Provincia trabaja contra reloj para poner en marcha la primera parte del proyecto, que implica la construcción de dos ramales troncales que unirán el eje Este-Oeste y el Norte-Sur, que luego se completarán con 18 más cuando se haga el llamado a licitación para renovar el actual sistema de transporte público a fines del año próximo, que se ha prorrogado dos veces ya que venció en noviembre de 2015.

"Con la nueva licitación lo que se busca es recuperar el plan de movilidad para el Área Metropolitana 2030 que se ideó con la Corporación Andina de Fomento. Es un plan que tiene metas a corto, mediano y largo plazo. Ahora con el Unicipio y la política del Gobierno provincial de darles unidad a las acciones y potenciarlas para trabajar en común, el transporte tiene que ir al compás de esa política", expresó el secretario de Servicios Públicos, Sergio Marinelli, quien está a cargo de la coordinación del proyecto.

"Hoy la gente se mueve mucho en auto. En promedio, cada vehículo que ingresa al centro viene con 1,6 personas. Se hacen atolladeros en los accesos y congestiones en las horas pico; las calles son chicas, pero seguimos agrandando las trochas en los accesos que traen autos al centro. La lógica indica que o agrandamos las calles o achicamos la cantidad de coches que entran al centro. Lo primero no se puede hacer, por lo tanto tenemos que trabajar en lo segundo. Hay que lograr que más cantidad de gente use el transporte público para llegar a la ciudad", afirmó Marinelli. Esto aliviaría significativamente la congestión vehicular.

"En un micro entran 80 personas, pero 80 personas en auto ocupan una cuadra. Para cambiar esta situación, hace falta que el transporte sea más eficiente y más rápido. Por eso en conjunto con los municipios tenemos que dar la alternativa de un transporte que mejore su velocidad y que le permita ir dejando de utilizar el vehículo para trasladarse a trabajar o para hacer trámites", analizó el funcionario.

El anticipo
Este cambio no se puede realizar en todo el Gran Mendoza al mismo tiempo, pero sí se puede hacer progresivamente. "En base a ese plan vamos a concretar una licitación a fines del año que viene para reestructurar todo el transporte público para que funcione a fines del 2018. Si no llegamos se estirarán los plazos previstos, porque lo queremos hacer bien. Pero nos vamos a anticipar con dos redes troncales que cruzarán el Gran Mendoza de norte a sur, de Luján a Las Heras, y de este a oeste, desde calle Tirasso, en Guaymallén, a hasta la UNCuyo", detalló Marinelli.

Se decidió arrancar el proyecto por esas dos troncales porque son las dos más nutridas en cantidad de pasajeros transportados. Está totalmente probado y medido que el eje Este-Oeste tiene una gran carga de usuarios del transporte público, entre trabajadores y estudiantes que se trasladan a la UNCuyo.

Estas redes troncales tendrán estaciones multimodales. Allí los pasajeros podrán llegar, dejar el auto estacionado en una playa de estacionamiento –tendrá un costo pero será mucho más barata que una playa del centro–, o también podrá llegar en bicicleta y dejarla estacionada y subirse al micro.
Las paradas de colectivo tendrán luces, cámaras y botón de pánico para prevenir los hechos de inseguridad.

Darle velocidad
"Lo que hay que lograr en primer lugar es que el circuito sea comercial. Para eso hay que darles a los micros un carril exclusivo para que puedan ir más rápido y en lo posible, con semaforización adaptada y prohibición de giro a la derecha para que los autos no interfieran con el recorrido de los colectivos. Hoy está en 14 kilómetros o menos y tenemos que llegar a unos 16 kilómetros", calculó el secretario.
Este proyecto deberá arrancar a más tardar en agosto o setiembre del año próximo por fuera de la licitación general del transporte, que está prevista para más adelante. "En la medida que garanticemos un transporte que tenga mayor velocidad vamos a ir tomando las medidas en la restricción del uso del espacio en el centro. Esto será una medida posterior. Primero tienen que estar las estaciones multimodales con estacionamiento, tiene que haber más ciclovías y las playas del centro tienen que estar más caras y con tasas más elevadas", finalizó Marinelli.

La primera del país con híbridos
El Gobierno tiene previsto que se haga un recambio de unidades para que los vehículos que se utilicen con el nuevo sistema de transporte sean híbridos.

"Los buses híbridos usan un sistema eficiente y menos contaminante que los micros que hoy están en la calle. Mendoza podría convertirse en la primera ciudad argentina de los híbridos. Actualmente sólo hay en Bogotá, Medellín, Londres y Curitiba. Dentro de poco estarán en Río de Janeiro, en San Pablo y en el Transantiago de Chile", sostuvo el secretario de Servicios Públicos, Sergio Marinelli.
"La tecnología de los híbridos es muy interesante para este proyecto. Si nos ponemos en exquisitos, alguien puede decir que es un retroceso ambiental respecto del trole, que es eléctrico y sin emanaciones. Pero respecto a los micros que hoy tenemos por las calles, es un gran avance desde el punto de vista ecológico y también desde el punto de vista de la eficiencia. Son mucho más rápidos y ágiles que los troles", comentó el funcionario.

Generalmente tienen dos motores pero hay diferentes modelos. La tecnología más avanzada que hay disponible en Latinoamérica, que es de Volvo, tiene dos motores que funcionan en paralelo, con un motor eléctrico y una batería. "En esto han evolucionado muchos desde el punto de vista tecnológico.
Antes eran grandes y pesadas y le quitaban plazas de pasajeros al bus y ahora con la baterías de litio se ha empezado a revolucionar el tema de las baterías que se van a reducir a la mitad y van a durar el doble en los próximos cinco años", precisó Marinelli.

Los micros arrancan con el motor eléctrico, cuando alcanzan una velocidad de 10 o 15 kilómetros se apaga el eléctrico y arranca el motor a explosión. Cuando se frena, se apaga el motor a combustión y se enciende el eléctrico. "En definitiva consumen menos gasoil y no consumen electricidad, porque es autogenerada. Ambientalmente tienen un poco de emanación y el trole no tienen ninguna, pero son más ágiles y eficientes que el trole", analizó.

"Lo que queremos es que en la nueva licitación del transporte los privados inviertan en este tipo de unidades. Eso sería un gran avance desde el punto de vista ambiental", remarcó.
Para las dos redes troncales –en el 2017– también se espera poder usar este tipo de coches.
Fuente:

Más Leídas