Mendoza - Cumbre del Mercosur Cumbre del Mercosur
jueves 20 de julio de 2017

Mercosur: comerciantes, vecinos y tránsito están que trinan y hasta denuncian maltrato policial

Los anillos de seguridad para proteger a los funcionarios le han generado problemas a la gente que vive y trabaja en zonas del Gran Mendoza.

La Cumbre del Mercosur hizo mermar las ventas en los negocios aledaños a los anillos de seguridad que rodean los hoteles en donde se hospedan autoridades y funcionarios. También provocaron malestar y serios inconvenientes con algunos vecinos, que tuvieron problemas con la policía para ingresar a sus hogares por malentendidos en la registración. El tránsito sumó obstáculos a los habituales y hasta hubo denuncias por maltrato policial.

cumbre-6.jpg
Vallas por doquier en las zonas afectadas a la Cumbre del Mercosur.
Vallas por doquier en las zonas afectadas a la Cumbre del Mercosur.

Este escenario se desenvuelve pese a todas las precauciones que se tuvieron desde la organización para evitar cualquier tipo de incidente. De hecho, el encargado de planeamiento operativo de la Policía de Mendoza, Roberto Bardán, aseguró en conferencia de prensa que se estaba trabajando para "cuidar la seguridad sin alterar la vida de los vecinos".

Testimonios
Después de consultar a una docena de comerciantes, algunos de los entrevistados manifestaron indignación por las pérdidas del flujo de clientes y hasta se atrevieron a calcular que disminuyeron sus ganancias el 40%. En su mayoría, hubiesen preferido que la reunión entre los presidentes se hiciera en otro sitio porque el encuentro no sólo no les trajo beneficios sino que los perjudicó.

cumbre-2.jpg
Amigorena y San Martín, un caos permanente y ahora más.
Amigorena y San Martín, un caos permanente y ahora más.

El dueño de una conocida cafetería ubicada sobre la calle Amigorena antes de llegar a Primitivo de la Reta despotricó contra políticos y mandatarios diciendo que "se llenan los bolsillos cobrando impuestos". En su opinión, la cumbre debería haberse realizado en un lugar alejado de la zona metropolitana, ya que la caída del consumo lo afecta desde hace meses y este encuentro mucho más.

Similar opinión expresó el encargado de un drugstore sobre Belgrano cerca del hotel Diplomatic que quedó cercado por el operativo. Dijo que el miércoles por la mañana, tal como estaba previsto, sólo podían ingresar las personas registradas por la policía y de este modo se quedó sin clientes. Tras discutir la situación, a la tarde dejaban ingresar de a una a la gente que quisiera comprar.

Los empleados de una estación de servicio cercana al hotel Sheraton describieron cierta incertidumbre sobre la operatividad de su trabajo ya que los uniformados de guardia les explicaron que los cortes de las calles se irían decidiendo sobre la marcha. De hecho, desde el lunes y hasta el miércoles el vallado sobre Amigorena fue avanzando hasta ir dejándolos sitiados.

Otro tanto ocurre con el tránsito, ya que a los típicos embotellamientos ocasionados por el crecimiento del parque automotor y por las distintas obras que se están desarrollando en Mendoza capital, se le agregan estos cortes eventuales, que ralentizan la marcha vehicular durante la mayor parte del día y en los horarios pico generan un alto impacto, haciendo que entrar o salir del centro sea difícil.

cumbre-5.jpg

Irritados
Para los vecinos que quedaron dentro de los anillos, cualquier movimiento fuera de sus hogares requiere de la autorización de Policía Federal, que les pide identificarse cada vez que entren o salgan de su zona de influencia. Los uniformados están concentrados en grupo y revisan en sus listas a las personas que previamente fueron censadas, antes de tomar cualquier decisión.

El que no figura en esa lista tiene prohibido pasar. Por cada uno de los cuatro hoteles custodiados hay al menos unos diez policías de Mendoza y cinco de la Policía Federal y eso que aún no llegan los presidentes, momento en que la seguridad se reforzará mucho más. Los custodios cuentan en cada anillo con una carpa y el miércoles a la tarde no se observaba en estos sitios ninguna ambulancia.

Silvia Iacobuchi (54), que vive junto con su familia en la planta baja de un edificio de Primitivo de la Reta, contó encolerizada la pesadilla que vive desde el lunes. Dijo que su malestar llegó a un punto máximo el miércoles, cuando directamente no la dejaron ingresar a su hogar porque no tenía registrada su huella digital. La mujer manifestó que realizaría una denuncia por el maltrato recibido.

cumbre-4.jpg

Relató que su hija fue agredida por un policía cuando intentaba ingresar con su automóvil y que este uniformado le habría pegado una piña al vehículo. "Esta cumbre no nos deja un mango y nos están quitando hasta el derecho de entrar a nuestra propiedad. Porque no se alojan en Potrerillos o Uspallata, alejados de todo y sin molestar a nadie", expresó.

Una situación similar vivió Sol Berra (32). La médica contó que por su profesión pasa muchas horas atendiendo en el hospital y que hasta que no vio el operativo rodeando su casa no estuvo enterada de la registración obligatoria. De este modo, desde el lunes sufre un calvario para ingresar y el miércoles ya tenía prohibido el acceso.

"El lunes hablé con el director de la Policía Federal y le dejé todos mis datos. Le expliqué que paso a veces hasta 36 horas trabajando y que se me hace muy difícil poder censarme, que por favor tuvieran en cuenta mi situación. Ya no me dejaban entrar con el auto y querían que lo dejara afuera", describió Berra.

cumbre-3.jpg
Vallas en el Hyatt.
Vallas en el Hyatt.

Fuente:

Más Leídas