Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 24 de agosto de 2017

Mendoza tiene un nuevo piloto de montaña para búsquedas y rescates

Se trata de Santiago Ocampo (31), integrante de la IV Brigada Aérea. Fue reconocido en la conmemoración del 40º aniversario del escuadrón de helicópteros Lama.

Una jornada festiva se vivió en la IV Brigada Aérea por la conmemoración del 40º aniversario del escuadrón de helicópteros Lama, destinado a búsqueda, rescate y tareas especiales. Además, se distinguió al piloto Santiago Ocampo (31), quien culminó con éxito el curso de piloto de montaña, lo que le da a Mendoza un nuevo rescatista.

Santiago es oriundo de Santa Fe, residió en Córdoba, donde hizo sus estudios militares, y su primera destinación fue Buenos Aires. Desde hace dos años y medio está viviendo en Mendoza, donde realizó la especialización en montaña, que lo distingue de los helicopteristas que trabajan en el llano o al nivel del mar.

"Yo vine como helicopterista y la primera etapa fue la de adaptación a las máquinas de acá. Es como con un cambio de vehículo, porque estaba volando helicópteros diferentes. El evento cúlmine es la habilitación de piloto de montaña, no sólo de aprender a volar la máquina, sino cómo desenvolverse y sortear las situaciones que puede plantear ese escenario que es realmente hostil", explicó el militar.

helicoptero-2.jpg
De festejo. Actuales y anteriores miembros del escuadrón de helicópteros Lama celebraron ayer a la mañana el 40º aniversario en la IV Brigada Aérea.
De festejo. Actuales y anteriores miembros del escuadrón de helicópteros Lama celebraron ayer a la mañana el 40º aniversario en la IV Brigada Aérea.

El curso que realizó el joven piloto se dividió en dos partes, una teórica y otra práctica.

En la etapa teórica tuvo el tiempo de adaptación en el que aprendió cómo funcionan todos los sistemas en cuanto a materiales y equipos. La parte práctica, en tanto, es de vuelo, y en ella tuvo que aplicar todos los procedimientos aprendidos en tierra.

"La parte de montaña específica es ir a meterse justamente en la montaña, a determinadas altitudes, haciendo aproximaciones a distintos lugares. No es lo mismo volar a nivel del mar que allá arriba, hay menos oxígeno, otras temperaturas, diferente performance del helicóptero porque no se manejan de la misma manera", continuó Ocampo.

helicoptero-4.jpg

Una de las diferencias más notorias en cuanto al manejo, siempre desde la óptica del piloto, es que en la montaña hay menos margen de maniobra, ya que los límites están más ajustados.

En ese caso, dijo que es fundamental la pericia del helicopterista en esas situaciones, que se aprenden únicamente con la práctica en altura.

"Volar en la montaña es espectacular. Es un escenario único, que te hace sentir muy chiquito porque realmente es imponente. Encontrarse en esa situación es impresionante, aterrador y hermoso al mismo tiempo", dijo Santiago.

helicoptero-6.jpg

Para cerrar, el joven piloto, que hasta el momento no tuvo que participar en rescates porque no estaba habilitado para volar en la zona de montaña, deseó que "ojalá no le pase a nadie", pero que siempre están las ganas de "ir a salvar a alguien en problemas".

helicoptero-10.jpg

Fuente:

Más Leídas