Mendoza Mendoza
viernes 12 de agosto de 2016

Mendoza también reclamó Libertad para Belén

La mujer de 27 años fue condenada tras sufrir un aborto espontáneo y su juicio estuvo plagado de irregularidades.

Miles de personas se concentraron en distintas plazas del país para exigir por la libertad de Belén, la joven detenida desde hace dos años en la provincia Tucumán, tras sufrir un aborto espontáneo.

Mendoza no se quedó agenda al reclamo nacional y la convocatoria fue en Sarmiento y San Martin. Allí se dieron cita organizaciones feministas y una decena de mujeres que apoyaron la causa.

En la Ciudad de Buenos Aires, una columna partió del Obelisco para pasar por la Casa de Tucumán -en Suipacha 140- y llegar a la Plaza de Mayo.

El acto finalizó con una carta de la joven, presa desde 2014, en la que agradeció a todos los que apoyan su lucha. Desde la cabecera de la marcha, la dirigente del MST Vilma Ripoll afirmó que "la Corte tucumana no debe demorar su libertad ni un solo día más, junto con anular la condena aberrante. Cada día que Belén siga en prisión implica reafirmar la violencia institucional contra los derechos de todas las mujeres".

A su vez, cientos de mujeres pidieron por la anulación de la condena y por la legalización del aborto, al ritmo de una canción de Xuxa.

En tanto, en Tucumán, organizaciones sociales y de derechos humanos se concentraron frente al Palacio de Justicia, donde está radicada la causa a la espera de una resolución de la Corte Suprema de Justicia local. Las movilizaciones se replicaron en Córdoba, Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Posadas, Rosario, Paraná, San Juan, San Luis, Santa Rosa, Neuquén, Río Grande, y otras ciudades argentinas.

Belén tiene 27 años y hace dos que está presa, tras haber sufrido un aborto espontáneo.

Según relató la madre de la joven, despertó en la sala de partos con médicos forenses revisando sus partes íntimas frente a policías que la rodeaban.

A su vez, un enfermero le mostraba el feto de ocho meses, colocado en una caja, mientras le repetía entre insultos que se trataba de su hijo.

Belén fue condenada a ocho años de prisión, sin que se haya realizado, durante el transcurso de la causa, un examen de ADN que pruebe la relación filial con el feto encontrado.

El tribunal de la Sala III tampoco tomó en cuenta los dichos de la defensa, "ni los de dos peritos que la atendieron en la cárcel, una psicóloga y una psiquiatra, que consideraron que Belén decía la verdad", manifestó una partícipe del Comité #Libertad Belén, Jenny Durán.
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas