Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 29 de noviembre de 2016

Mendoza exportó más durante el 2016 pero al final recaudó menos

Entre enero y septiembre del 2016 se facturaron U$S23 millones menos, lo que representó una caída del 2,45%.

En materia de exportaciones, a Mendoza no le fue tan bien como se esperaba, ya que si bien creció en volumen respecto del año pasado, no puede decirse que el salto haya sido cualitativo, a pesar de que fueron quitadas las retenciones para algunos sectores productivos y mejoró el tipo de cambio.

Esta es la primera conclusión de un análisis realizado por ProMendoza entre enero y septiembre del 2016 respecto del año pasado, basándose en datos de la Aduana argentina.

Hasta esa fecha, fueron facturados 23 millones de dólares menos, lo que representa una caída en el valor de las exportaciones del 2,45%; mientras que si se toma el dato respecto del volumen de lo exportado, la variación interanual equivale al 8% por encima de 2015 o, dicho de otro modo, a 40.669 toneladas más que se exportaron desde Mendoza.

Estos resultados son consecuencia de que en algunos productos, como la ciruela para secado, la cebolla, las papas, el ajo, el mimbre para espartería o el yeso fragüable subieron en precio y en cantidad de volumen vendido, mientras que otros, como las peras en fresco, las nueces con cáscara, las ciruelas frescas, las manzanas, el vino a granel, el mosto y el vino fraccionado tuvieron caídas importantes en ambos sentidos.

Sin embargo, considerado el comportamiento general de las exportaciones, Mario Lázaro, director ejecutivo de ProMendoza opinó: "Es positivo que el volumen de exportaciones haya crecido respecto al año pasado, porque eso indica que el empresario está presente en el mercado y se mueve por todo el circuito. En cambio, las variaciones en los precios muchas veces dependen de lo que sucede circunstancialmente con ese producto en particular".

Agregó que a su entender el problema lo tuvo principalmente el complejo productivo vitivinícola, es decir, el vino a granel, el vino fraccionado y el mosto concentrado, ya que al bajar la producción, el precio del mercado subió mucho. Entonces, ese factor de incentivar a las empresas para exportar, con un tipo de cambio distinto y la quita de retenciones, por supuesto, contando con la inflación, tuvo como contrapartida una suba en los costos. "Claro que las empresas exportadoras tradicionales, que ya tienen un plan de trabajo, siguieron exportando, pero lo que faltó fue el salto de las pequeñas y medianas empresas ante esa perspectiva exportadora. La conclusión es que no caímos dramáticamente, pero tampoco se dio un salto cualitativo", apuntó.

Diversificar la matriz
El complejo vitivinícola (vino a granel, mosto y vino fraccionado) representa alrededor del 65% del total de exportaciones de la provincia, con lo cual la diversificación del tipo de exportaciones es una tarea urgente.

En ese camino, hacia 2017 lo que espera el Gobierno es poder abrir nuevos mercados, no ya con los productos de exportación más tradicionales, sino con las exportaciones de servicios informáticos, de diseño industrial, gráficos, industria audiovisual y moda.

Según las expectativas generadas a partir de la demanda en países como Emiratos Árabes, Europa y América Latina, es posible que este rubro alcance y supere el volumen equivalente de las exportaciones de fruta fresca de Mendoza, con más de 20 millones de dólares.

En paralelo, los alimentos envasados, la metalmecánica, los servicios para empresas petroleras y el desarrollo de nuevas fuentes de energía son parte también de la renovación de las exportaciones mendocinas.

El mercado chino
Como ya viene trabajándose hace tiempo, en el norte de China, en Pekín o Shangai, la meta de la actual gestión es introducir productos mendocinos hacia el sur de ese país, en las provincias de Canton o Fujiam, ya que entre ambas importan el 60% del vino que se consume en China. Para tener una idea de la magnitud de Canton, es la primera provincia en tamaño del país asiático, exporta 8 veces más que Argentina y si fuera considerada un solo país, estaría en el número 14 del ranking mundial por el desarrollo económico.

En este contexto, desde ProMendoza está buscándose solucionar el problema que representa el idioma y la distancia, con la búsqueda de sitios dentro de las zonas francas de estos lugares para acercar más los productos mendocinos.

"La conclusión es que no caímos dramáticamente, pero tampoco se dio un salto cualitativo" (Mario Lázaro, director ejecutivo de ProMendoza, sobre el balance realizado).

cuadro exportaciones.jpg

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas