Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 13 de agosto de 2017

Mendoza está situada sobre más de 15 fallas geológicas activas

La del cerro La Cal y las de Barrancas fueron las causantes de los dos grandes terremotos de 1861 y 1985.

A pesar de que pasaron 32 años desde el último terremoto de gran magnitud con epicentro en Mendoza, en la provincia hay actualmente más de 15 fallas geológicas activas.

La zona del Gran Mendoza y el piedemonte son las que más acumulan, siendo las del cerro La Cal y las de Barrancas las más peligrosas.

Cierto es que los últimos sismos fuertes que se sintieron en la provincia fueron originados por terremotos ocurridos en distintos puntos de Chile, pero eso no quiere decir que no pueda producirse uno de gran magnitud e intensidad aquí en Mendoza.

El geólogo e investigador del Ianigla (Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales) José Francisco Mescua explicó que hay dos fallas importantes, una de ellas que atraviesa el Gran Mendoza ingresando desde el Norte, que están activas y pueden ser causantes de sismos en cualquier momento.

Justamente son las dos a las que se asocian los terremotos más importantes sufridos por la provincia. La falla de La Cal habría sido la causante del sismo de 1861, que destruyó por completo la ciudad y generó el traslado del centro a la ubicación actual. En tanto, la falla de Barrancas fue la causante del sismo de 1985, el último de gran magnitud que se sintió en Mendoza.

fallas.jpg

Esas fallas, junto con otras tantas, están activas en la zona del gran Mendoza y el piedemonte, pero no son las únicas. En el Sur de la provincia también existen, aunque no son tan importantes como las del Norte.

"Las fallas están activas porque todo el tiempo se están produciendo movimientos, imperceptibles para nosotros, pero no para los medidores. La características de las fallas locales es la recurrencia extendida, es decir, que no ocurren sismos de grandes magnitudes en períodos menores a los 150 o 200 años", dijo Mescua.

Sin embargo, destacó la importancia de poder estudiarlas en profundidad, para lo cual sería óptimo que los investigadores contaran con más presupuesto.

Mendoza, junto con el sur de San Juan, son los sitios más peligrosos del país sísmicamente hablando, ya que no hay en otros puntos del territorio tantas fallas activas como aquí.
Fuente:

Más Leídas