Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 17 de marzo de 2016

Mendoza Bureau teme por las imprecisiones en el cierre del Aeropuerto

"No se puede entender cómo llegamos a este punto" y "es inexplicable" fueron las palabras de Pablo Arroyo, presidente de esa asociación sin fines de lucro.

El cierre del aeropuerto El Plumerillo para reparar la pista de aterrizaje y las calles de rodaje despertó preocupación entre los empresarios turísticos mendocinos, que ven peligrar sus negocios durante el desarrollo de estas obras (como mínimo un mes). El problema es que no se ha oficializado aún una fecha de inicio de los trabajos de mejoramiento y la incertidumbre les impide planificar las pérdidas.

Por este motivo y con el fin de delinear acciones futuras, se reunieron este miércoles los distintos miembros de Mendoza Bureau, una organización compuesta por empresas privadas vinculadas directamente con la industria del turismo. El objetivo de la reunión fue tratar este y otros temas que ponen en riesgo la ocupación hotelera y el ingreso de extranjeros con alto poder adquisitivo.

Pablo Arroyo, presidente de la asociación sin fines de lucro, se refirió al tema diciendo que sobre esta situación "se están tirando la pelota", respecto al accionar de los funcionarios locales y nacionales.

"Esto depende a nivel nacional de Aeropuertos Argentina 2000, de contratos de esta firma y hasta ahora es duro creerlo, pero no hay nadie a nivel nacional o provincial que nos diga algo en concreto", explicó.

"Independientemente de lo que se haga, la falta de planificación y de aviso, y el no consensuar una fecha con los privados son un problema. Es inexplicable, ya que más allá de que la obra puede tener beneficios para Mendoza porque se puede agrandar la pista y mejorar la luminaria, no se puede entender cómo llegamos a este punto", detalló más adelante Arroyo.

Para el titular de Mendoza Bureau, lo ideal sería que el Aeropuerto cerrara después de Semana Santa: "Es la fecha realmente de temporada baja y no como se está hablando en septiembre, que teóricamente es una época de congresos", dijo. Y puntualizó que ya hay tres congresos importantes y el daño que se puede ocasionar al sector es muy grave.

"Realmente es muy preocupante. Cómo uno le explica a una persona que va a asistir a un congreso y que ya tiene todo listo y pagado que de un momento al otro tiene que hacer 160 kilómetros en una ruta que no está en condiciones. No es la solución. Hay que buscar la época más conveniente y todos los requerimientos para que se produzca el menor daño posible", finalizó.
Fuente:

Más Leídas