Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 03 de agosto de 2016

Mendoza adhirió a la ley "Menos sal, más vida"

La normativa, sancionada en noviembre de 2013, plantea la reducción progresiva de la sal contenida en los alimentos procesados.

En el país fue sancionada en 2013, en 2014 Mendoza estuvo "a punto" de adherirse pero esto no ocurrió hasta este miércoles, momento en que los Diputados decidieron comenzar a trabajar para que se bajen los niveles de sodio en los alimentos y el consumo de sal en general.

Se trata de la ley Nº26.905, la cual surgió teniendo en consideración a la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, que señaló que en Argentina se consumen entre 10 y 12 gramos por día de sal por persona, más del doble de los valores aconsejados por la Organización Mundial de la Salud, que recomienda no superar los 5 gramos por día.

Esta problemática provocó que durante 2011 Luján resolviera implementar una ordenanza que establecía que los locales gastronómicos ofrecieran sal libre de sodio.

Menos sal
Hipertensión

Es la fuerza ejercida contra las paredes
de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo. Hipertensión es un término empleado para describir la presión arterial alta.
Tensión normal: 120/80mmHg
Hipertensión: 140/90mmHg
Prehipertensión: entre 120/80 y 140/90mmHg

Factores de riesgo

- Exceso de sal en la dieta
- Antecedentes familiares
- Sobrepeso u obesidad
- Ingesta excesiva de alcohol
- Sedentarismo

1.000 millones de personas en todo el mundo padecen hipertensión arterial, lo cual la convierte en la enfermedad crónica más frecuente.

20 millones de ellas podrían morir en 2015 por enfermedades cardiovasculares, como infartos y ataques cerebrovasculares.

¿Cómo reducir el consumo?

- Condimentar con especias y hierbas aromáticas como el orégano, la salvia o el romero.
- Preferir la cocción a la parrilla, a la plancha, el grillado o al vapor en vez del hervido.
- Combinar carnes con salsas a base de jugos de frutas. Lo agridulce desvía la atención por lo salado.
- Cocinar sin sal y agregarla a los alimentos una vez finalizada la cocción.
- Si la sal es modificada, agregarla al final de la cocción.
- Sacar el salero de la mesa.
- Evitar productos congelados y precocidos.
- Preferir los quesos blandos, descremados y con poca maduración.
- Aliñar los vegetales con vinagre o con jugo de limón.
- Evitar verduras y legumbres enlatadas.
- Preferir pescados, mariscos y carnes envasados en aceite. Si son al natural, conviene lavarlos con agua corriente al sacarlos de la lata.
- Reducir o evitar el consumo de fiambres, embutidos, encurtidos, aceitunas, pickles, salsas y aderezos, cereales y harinas de cocción rápida o instantánea y cubitos de caldo.

Fuente:

Más Leídas