Mendoza - Judiciales Judiciales
miércoles 26 de julio de 2017

Megajuicio a los jueces: así fue la sentencia

Este miércoles se conocieron las sentencias a los cuatro ex jueces federales, ex militares, penitenciarios y policías que participaron en la última dictadura militar.

Por primera vez Argentina condena a integrantes de la pata civil que contribuyó en los crímenes de lesa humanidad y Mendoza fue el escenario del megajuicio. Otilio Romano, Luis Miret, Rolando Carrizo y Guillermo Petra no fueron los únicos que se sentaron en el banquillo de acusados.

Exceptuando a estos cuatro jueces, también se leyó el veredicto contra 24 personas que ejercieron funciones en el ámbito policial, militar y penitenciario. Algunas recibieron la pena máxima del Código penal, otros penas excarcelables y dos terminaron absueltos.

El ex director y suboficial mayor del Liceo Militar, Carlos Horacio Tragant y José Antonio Fuertes, fueron condenados a prisión perpetua por homicidios, secuestros y torturas.

Misma pena recibieron el entonces jefe de la Policía Alcides París Francisca -fue absuelto en dos causas- y quienes cumplieron funciones en el centro clandestino de detención D2: Armando Fernández, Pablo Gutiérrez, Luis Rodríguez y Miguel Ángel Tello Amaya.

El otro imputado que recibió la pena más grave es el ex jefe del G2, división de Inteligencia del Ejército, Paulino Furió. Esta persona ya tiene una condena similar que se dictó en el segundo juicio que se realizó en la provincia.

Por su parte recibieron 20 años de prisión el entonces jefe del centro clandestino de detención que funcionó en la Compañía de Comunicaciones de Montaña 8, Dardo Migno; el jefe de la unidad militar, Juan Ramón Puebla; y los integrantes del D2, Rubén Darío González y Julio Héctor Lapaz.

Otro integrante del D2, el cabo Marcelo Rolando Moroy, fue penado a 18 años de prisión.

Mario Alfredo Laporta, quien también fuera jefe de la Policía de Mendoza, fue sentenciado a 15 años de prisión. Misma cantidad de tiempo recibió el ex sargento del D2, Diego Fernando morales.

El segundo jefe del D2, Ricardo Benjamín Miranda, deberá cumplir una década de prisión en la cárcel.

Los ex penitenciarios Oscar Alberto Bianchi y Pedro Modesto Linares fueron condenados a seis años de prisión.

Un ex subcomisario de la Seccional 13, Armando Hopólito Guevara, recibió la mitad de la pena que habían pedido los fiscales: cinco años de prisión. Sucede que lo absolvieron en dos causas.

En tanto que los ex policías de la Comisaría Séptima, Antonio Indalecio Garro y José Antonio Lorenzo, recuperaron su libertad. Sucede que los absolvieron en el delito de asociación ilícita y los condenaron a 3 años de prisión, pena excarcelable. Para mantenerse afuera de las rejas no deberán cometer delitos en un lapso de dos años, deberán notificar a la Justicia su lugar de residencia y someterse a los estudios del Organismo Técnico-Criminológico (OTC).

Finalmente, Juan Carlos Ponce, Héctor Rubén Camargo y Miguel Ángel Ponce terminaron absueltos por el beneficio de la duda. Los tres cumplían funciones en la Comisaría 16.

Fuente:

Más Leídas