Mendoza - Guaymallén Guaymallén
jueves 24 de noviembre de 2016

Mauco, "agua de lluvia" solidaria

Esta es la historia (ampliada) del chico mendocino que decidió poner a la venta su patineta para ayudar a un perro de la calle.

"El perro andaba abandonado por el barrio. Como Mauco tiene el corazón muy grande con los animales, lo encontró, lo trajo y lo bañó. Se dio cuenta de que tenía la pata quebrada y entonces lo dejó dos días en casa a escondidas para que yo no le dijera nada porque la otra vez había hecho lo mismo con un perro malo", contó Laura Jorge, madre del niño de 9 años.

Una vez que Laura se enteró de que el perro estaba en la casa, su hijo le pidió que lo llevaran al veterinario, pero la madre declinó esa posibilidad porque no tenía dinero. Entonces cuando Mauco urdió su plan: poner a la venta su patineta para conseguir plata y así pagarle al veterinario para que atendiera al perrito callejero que había conocido dos días antes.

Laura, que es el sostén económico del hogar ubicado en Rodeo de la Cruz, no dijo sí ni no; sólo le advirtió de que debía pensar bien esa idea. Pero Mauco estaba decidido. Ante tanta convicción, la madre le prestó su perfil de Facebook y el hijo publicó anteayer una foto con su patineta esperando ofertas. Lo que consiguió, sin embargo, fue una lluvia de comentarios ofreciéndole ayuda.

A través de una organización que se llama Perros Mendocinos, la madre de Mauco consiguió que al perro lo atiendan gratis en una veterinaria de San José. El nexo fue una mujer de nombre Ruperta.

"Hubo muchísimos comentarios solidarios de los mendocinos que nunca me hubiese imaginado. Pero en algunos casos llegaron a ofrecerme dinero y no lo acepté porque jamás la intención fue conseguir plata. Eso lo quiero dejar bien en claro. La única ayuda que acepté es la de Ruperta, que nos consiguió el veterinario", explicó Laura.

"Lo lleva en la genética"
Mauco es un nombre de origen mapuche que significa agua de lluvia. "Cuando dice que va a llover termina lloviendo. Es algo que heredó de su papá y su abuelo. Tiene un contacto muy especial con los animales. Es un loco de la naturaleza", agregó Laura, inspectora de comercio de la Municipalidad de Guaymallén.

"Siempre nos encontramos perros –relató Laura–, pero los tenemos que dar porque no los podemos mantener. Actualmente no tenemos mascotas. Hace un par de meses se murió Lola, una cocker, la única perra que Mauco tuvo. Creo que eso potenció su amor por los perros".

frases.jpg

Una historia que tiene ejemplos anteriores
"A principio de año en el Acceso Este, a un costado, vimos un perro tirado a la orilla. Nos costó muchísimo subirlo al auto. Lo subimos. Publicamos la foto en Facebook y había una familia del Kilómetro 11 buscándolo. Con mi cuñado entonces pedimos una camioneta y se lo llevamos", contó Laura Jorge, madre de Mauco, el niño que rescató a un perro callejero.

Con este ejemplo se pone en evidencia que el caso de la patineta no es un episodio aislado.
Laura cuenta que tanto Mauco como su hermano Quimey, de 17 años, son amantes de los perros. La hermana más grande, Anahí, también.

"Mauco es especial. Tiene un corazón especial. Si ve alguien que no tiene nada, él le convida. No tiene problema. Es sensible y generoso para ese tipo de cosas", agregó Laura.

No los conoce
Laura Jorge explicó que las cuentas que se crearon para recaudar plata con la foto de Mauco son propiedad de personas que no conoce. Sólo aceptaron la ayuda de Perros Mendocinos, agrupación que les procuró atención veterinaria gratuita.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas