Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 10 de agosto de 2016

Marinés Babugia, la reina de la Vendimia de 1997, fue designada jueza

El pliego de fue aprobado en el Senado. Trabajará en la Cuarta Cámara, donde hacía carrera.

"No quiero que quede el mensaje de que pasé de ser reina a jueza como si no hubiese sucedido nada en todos estos años. Hubo mucho esfuerzo. Prefiero el mensaje de que se pueden conseguir cosas si uno pone voluntad. No reniego de mi reinado, en absoluto. Pero es cierto que me preparé muchísimo para ser magistrada", dijo Marinés Dolores Babugia, Reina Nacional de la Vendimia 1997 (Diario UNO le obsequió un automóvil 0Km ese año), a poco de haberse convertido en jueza de la Cuarta Cámara del Trabajo.

Tiene 39 años y comenzó a estudiar derecho cuando tenía 23. Muchos le dijeron que era tarde para decidirse por una carrera así y que aprovechara el camino que tenía allanado para otros horizontes, como el modelaje.

La ex soberana, sin embargo, se encauzó en el camino de las leyes y este martes, 15 años después, la Cámara de Senadores aprobó su postulación como jueza laboral.

Babugia es muy prolífica: presidió la Corenave (nuclea a reinas nacionales), adonde aún colabora, y a la par se especializa en derecho y publica libros y artículos jurídicos.

"Mi principal objetivo como jueza es trabajar para la sociedad. En el fuero laboral hay muchísima litigiosidad por causas muy diversas: culturales, económicas, políticas, pero siempre se ataca desde lo económico. Y para solucionar eso hay que hacerlo de raíz. Tenemos el combate en la cabeza cuando, en realidad, garantizados los derechos laborales irrenunciables, los conflictos se pueden solucionar antes del juicio, a través de conciliaciones", agregó Babugia. Y ese es uno de los sellos que la magistrada quiere imprimir desde su lugar.

Derrotero
En 2001 empezó a estudiar derecho en la Universidad Champagnat y se recibió cuatro años después.
"Desde un primer momento me gustó el fuero laboral", dijo Babugia.

De 2005 a 2008 litigó de forma independiente en diferentes fueros y en simultáneo fue asesora legal de la Municipalidad de Guaymallén.

En 2008 se abrió un concurso público e ingresó como prosecretaria en la Segunda Cámara del Trabajo. Allí se formó con jueces como José Javier Balducci y Norma Liliana Llastser.

"Aprendí mucho de conciliación, algo fundamental en lo laboral", agregó.

En 2009 comenzó a cursar una maestría en Derecho Laboral y Relaciones Internacionales en la Universidad del Aconcagua.

Cuatro años después pasó de trabajar de prosecretaria a secretaria de la misma cámara.

Ese mismo año rindió para ser jueza: primero el examen escrito y luego el oral. Quedó con una de las calificaciones más altas en la nómina de los conjueces de la Suprema Corte.

En 2015 pasó a ser conjueza de la Cuarta Cámara. En ese momento se abrió un concurso porque la jueza Rosa Vargas se jubiló y Babugia ganó el puesto.

Su postulación para jueza fue concretada y el Senado la aprobó en sesión secreta.

Intertanto publicó un libro sobre acoso laboral y artículos en distintas publicaciones especializadas en temas jurídicos a nivel nacional.

Festejó la aprobación del Senado de Mendoza junto con sus familiares
La noticia de la aprobación del pliego como jueza fue festejada en familia por Marinés Babugia, de 39 años.

"Finalmente se aprobó el pliego de la Dra. Marinés Dolores Babugia como Juez de la Cuarta Cámara del Trabajo, 1º CJ", informaron desde la Legislatura.

A los pocos minutos, la ex soberana dijo: "Estoy muy feliz, muy emocionada".

Babugia se aboca a las cámaras del Trabajo desde 2008.

Se desempeñó como prosecretaria, secretaria, conjueza y ahora pasó a ser oficialmente jueza de la 4ª Cámara del Trabajo.

El acoso laboral y el trabajo en negro son sus obsesiones.

-15 años atrás comenzó a estudiar la carrera de Derecho, a pesar de que le decían de que ya era tarde para encarar ese camino.

-La prueba en el acoso laboral. Es el nombre del libro que publicó el año pasado con Euros Editores, temática sobre la que falta legislación de acuerdo con la visión de Babugia. "A nivel nacional tuvo buena recepción", le comentó a Diario UNO.

"Garantizados los derechos laborales irrenunciables, se pueden arreglar antes del juicio muchos conflictos, con conciliaciones" (Marinés Babugia, jueza laboral).
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas