Mendoza Mendoza
jueves 09 de febrero de 2017

Malestar policial y penitenciario por el aumento del 17% podría terminar en marchas

Familiares y efectivos retirados promueven una movillización. Se quejan por el porcentaje de la suba y por una proyecto de ley que les quitaría servicios extraordinarios.

Malestar, bronca y disconformidad es lo que manifestó gran parte de la fuerza policial y penitenciaria en los últimos días tras el aumento del 17% escalonado que se decretó el Gobierno provincial y tras un proyecto de ley que recortaría la cantidad de servicios extraordinarios que pueden realizar y por ende sería un golpe a sus bolsillos.

Esta semana, el Ejecutivo provincial emitió un decreto donde determinó ese porcentaje de aumento para las fuerzas que será dividido en un 10% en febrero y un 7% en julio. Según comentaron en las redes sociales los trabajadores, por el escalonamiento el aumento real será levemente superior al 10 por ciento.

Otro de los puntos que genera bronca entre los uniformados es un supuesto proyecto de ley del oficialismo para recortar los servicios extraordinarios. Sucede que gran parte de los policías realizan estos cupos extras para complementar su sueldo. En algunos casos, los efectivos logran cobrar hasta 15 mil pesos más si cumple el máximo.

La cuestión es que el borrador propone que de 60 cupos disponibles se reduzca a la mitad. Sumado a esto, el escrito estipula que los comisarios y subcomisarios supervisen y organicen los servicios extraordinarios, cobrando entre 10 y 20 cupos por esto. "Imaginemos que a un kiosco de repente le digo que me tiene que pagar 10 cupos más para el comisario por el mismo servicio. Se van a caer los trabajos extras", manifestaron algunos policías.

"Entre el aumento y la restricción de los servicios, un policía ahora va a cobrar más o menos $1.500 de más pero le van a sacar 12 mil si hacía extraordinarios", graficaron.

Estos puntos, sumados a otras disconformidades como el escaso aporte del Ministerio de Seguridad para que compren uniformes –perciben $290 mensuales cuando un equipo entero asciende los 5 mil pesos- generó un malestar en la fuerza y alarma en las redes sociales.

Incluso se han difundido algunos carteles advirtiendo a los turistas que se encontrarán con "policías mal pagos y anímicamente avasallados por el poder político de turno" y hasta convocando a algunas manifestaciones –las realizarán familiares y policías retirados ya que los efectivos tienen prohibido hacerlo-.

01111.jpg
El cartel que fue divulgado en las redes sociales.
El cartel que fue divulgado en las redes sociales.

Desde la cúpula de Ministerio de Seguridad aseguraron que están atentos al movimiento policial pero no tienen constancia de que exista un malestar generalizado. Consideraron que al aumento del 17% "se ha asignado en forma oportuna y pertinente" y que "se ajusta a las condiciones".

Por el lado de los servicios extraordinarios, si bien explicaron que ni siquiera hay constancia de que exista el proyecto de ley que policías difundieron por las redes sociales, anticiparon que no es viable que un efectivo preste 60 cupos de recargo ya que no tendría tiempo para descansar prácticamente.

Las voces de los policías

Algunos efectivos manifestaron su disconformidad ante la situación aunque pidieron resguardar sus identidades por posibles represalias por parte del Ministerio de Seguridad.

  • "El malestar que la mayoría de los policías tenemos es porque el año pasado al igual que muchos empleados públicos perdimos poder adquisitivo de nuestro sueldo. Sólo nos dieron el 25% en dos veces y la promesa de que si la inflación era mayor se iba a rever. Al final nada pasó y todos quedamos mal. Este gobierno se ha esforzado constantemente en sacar a la luz todos los casos de malos policías y a través de esa generalización ha justificado todo los atropellos a la fuerza".
  • "Me parece una falta de respeto el aumento que se decretó. Debido a que se violan un montón de derechos como trabajadores (exceso en horas laborales, falta de asistencia psicológica, manoseo de servicios extraordinarios obligatorios, etcétera) y que nos impongan un mísero 17% es una tomada de pelo".
  • "Estoy en desacuerdo porque el aumento es muy poco ya que la inflación cada vez es mayor. Yo no saco servicio por ende sobrevivo de mi único sueldo. Tengo dos hijas que van al secundario y no me alcanza para pagar mi casa, cambiar el auto ni irme de vacaciones. Nuestro sueldo ha sido devaluado y el aumento no me ayuda en nada".
  • "Todos tienen derechos, hasta los delincuentes, y yo que trabajo arriesgando mi vida en pos de la Ley y la seguridad de las personas no tengo los mismo derechos que los demás. Sólo quisiera ir y hacer mi trabajo tranquilo con las comodidades necesarias, terminar mi turno y disfrutar con mi familia y no tener que romperme la cabeza porque me impusieron un 17% de aumento con una inflación del 40%".

Fuente:

Más Leídas