Mendoza Mendoza
domingo 19 de enero de 2014

Luz Milagros nació con 850 gramos y ahora se recupera en General Alvear

Luz Milagros cumplió dos meses y, tras recuperarse en el Lagomaggiore, fue trasladada en helicóptero al Sur mendocino. El viaje lo realizó en una incubadora. En el Hospital Enfermeros Argentinos está en una cuna.

Por Gonzalo Villatoro
villatoro.gonzalo@diariouno.net.ar

Es la Luz de mamá y papá, y para el resto de la familia, un Milagro de la vida.

La pequeña Luz Milagros Sosa nació con sólo 28 semanas de gestación, pesó 850 gramos y al cabo de dos meses de cuidados intensivos, con casi el doble de peso (1,6 kilogramos), tuvo su primer vuelo, y en el helicóptero Halcón II, lo que le valió quedar en la historia del Cuerpo de Aviación Policial de Mendoza como el segundo bebé de tan corta edad que es protagonista de un traslado sanitario.

A diferencia del que llevó al primer niño prematuro, el 28 de diciembre pasado desde General Alvear a la capital provincial, en este caso la beba nació en el hospital Lagomaggiore y tras una evolución asombrosa decidieron continuar los cuidados médicos en el Enfermeros Argentinos. Pero como las condiciones no eran favorables para moverla por tierra, las autoridades requirieron los servicios de la aeronave de la policía.

“Por ruta, que son casi 4 horas de viaje, no era factible para un bebé que nunca salió del hospital, que es prematuro y de bajo peso. Lo ideal era hacer el traslado lo más rápido posible”, dijo Noemí Rivero, médica emergentóloga y aeroevacuadora.

El traslado estaba solicitado desde el jueves. Sin embargo, los 42° que sofocaban a Mendoza fueron un gran escollo para concretar el viaje.

Las condiciones meteorológicas, la deshidratación que se sufre el cuerpo a medida que el helicóptero se eleva y la falta de oxígeno son aspectos que los profesionales debieron sopesar al momento de elegir el día propicio para efectuar el vuelo con la niña.

Finalmente ayer, a las 7.45, el helicóptero partió desde la base Cóndor (ex aeroparque), con el comisario general Omar Mondeja al mando, el oficial inspector Fernando Villalba, la piloto paramédico Lorena Olmo y la especialista Noemí Rivero.

“En un momento pensamos que los íbamos a perder a los dos, por eso el nombre de la nena”, comentó la abuela, que aguardaba el arribo del helicóptero en el Aeroclub de Alvear y no veía la hora, al igual que el papá, de verla por primera vez.

“No me dejaron verla ni un ratito en el hospital, son muy estrictos allá”, agregó la mujer, que desbordaba impaciencia y se aferraba con fuerza y besaba un rosario que tenía colgado al cuello.

A unos pocos metros, el director del hospital, Walter Vitali, que coordinó las acciones en el departamento, aguardaba junto a la ambulancia para llevar a la pequeña hasta el centro asistencial en donde quedará en Neonatología, pero ya no en incubadora sino en una cuna.

Y a las 9.15 el Halcón II aterrizó frente al hangar, y esa mezcla de emoción hasta las lágrimas y nerviosismo invadió a la familia, que se desvivía por salir a su encuentro.

“Parece que somos los elegidos por esta zona de la provincia”, dijo la médica después de subir la incubadora a la ambulancia, y casi como un reflejo cruzó sonrisas de satisfacción y se dieron un fuerte abrazo con su colega y amigo, el director del hospital.

►El 19 de noviembre de 2013. Ese fue el día del nacimiento de Luz Milagros Sosa, que justamente ayer cumplió dos meses de vida. Pesaba 850 gramos, por lo que se temió por su vida. En dos meses aumentó casi al doble, pero debe seguir bajo control.

Fuente:

Más Leídas