Mendoza - Guaymallén Guaymallén
jueves 24 de noviembre de 2016

Luis Lobos y su equipo deben devolver casi $750.000 a Guaymallén

Lo resolvió el Tribunal de Cuentas, que envió esta y otras fojas y conclusiones a la Fiscalía de Estado, organismo extrapoder que podrá avanzar con una investigación propia.

Luis Lobos y seis ex funcionarios de su gestión al frente de la Municipalidad de Guaymallén fueron intimados a devolver casi $750.000 a las arcas comunales en un plazo de 30 días.

Lo resolvió el Tribunal de Cuentas, que envió esta y otras fojas y conclusiones a la Fiscalía de Estado, organismo extrapoder que podrá avanzar con una investigación propia.

Del ex intendente y sus colaboradores dijeron desde el órgano de control, que aparecen como sospechosos de una serie de hechos irregulares vinculados a la función pública.

El documento con membrete y firmas del Tribunal de Cuentas indica que los especialistas trabajaron en el relevamiento de las contrataciones realizadas por el Municipio para el alquiler de camiones y máquinas destinadas a diversas áreas entre los años 2014 y 2015.

El punto de partida de este escándalo fue la denuncia de los concejales del FIT de Guaymallén que derivaron en la imputación judicial a Lobos por los delitos de fraude de la administración pública y malversación de fondos.

En problemas
Desde este miércoles corre el plazo de un mes para que Luis Lobos, Federico Sampieri (ex titular de Obras y Servicios Públicos de la comuna), Irma Bruno (ex jefa de Hacienda), Matilde Musotto (contadora municipal), Javier González (ex director de la repartición Espacios Verdes) y Rubén Carrera (ex subdirector de la cartera de Servicios Públicos) depositen $747.324,15 en el Tribunal de Cuentas. Una vez finalizado este trámite, se informó, el depósito será redireccionado a la comuna que hoy conduce el radical Marcelino Iglesias (quien batiera a Lobos en las últimas elecciones generales).

Se suma este a una serie de traspiés judiciales y administrativos que pesan sobre Lobos, su equipo de colaboradores y hasta familiares directos, entre los cuales se encuentra la esposa, Claudia Isgró.

Que ambos fueran dejados fuera de la administración municipal por decisión del intendente Iglesias fue un duro golpe político para el ex hombre fuerte de Guaymallén.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas