Mendoza - San Rafael San Rafael
jueves 19 de mayo de 2016

Los perros que atacaron a la celadora en San Rafael ya habían mordido a otra mujer en abril

La Justicia nunca ordenó el secuestro de los animales. A la mujer la mordieron en una pierna, en el cuello y cerca de uno de sus pechos.

Los perros que atacaron este miércoles a la celadora María del Carmen López, en San Rafael, ya tienen un antecedente cercano cuando el 12 de abril hicieron lo mismo con una mujer de 57 años que circulaba en bicicleta por Cantoni al 1300.

María Esther Sánchez fue la víctima de estos canes que la abordaron esa mañana y, tras romperle el bolso con la ropa que llevaba planchada para su hija, le mordieron la pierna, el cuello y el tórax.

En esta oportunidad, una anciana con un palo en la mano y un vecino auxiliaron a esta mujer que sufrió mordeduras de consideración que la apartaron por un tiempo de su trabajo en una casa de familia.

La mujer no dudó en denunciar el hecho tras la nota publicada por UNO de San Rafael y ratificó que "se trata de los mismos perros que atacaron a la celadora".

En diálogo con este diario, Maria Esther recordó el ataque y las secuelas que le dejaron las mordeduras. "Iba en bicicleta cuando 5 perros salieron de Cantoni al 1350 y me atacaron", y agregó que "me tuve que bajar de la bicicleta y en ese instante me arrancaron el bolso con la ropa de mi hija y nieta".

Luego de morder la ropa, hicieron lo mismo en su pierna, cuello y parte del tórax, mencionó Maria Esther, quien añadió que "el dueño de los perros me ofreció $200 para reparar la bicicleta y pagar los remedios".

Cuatro días más tarde, María Esther se presentó en la Comisaría 38 y denunció el ataque. A partir de esa fecha nada se supo de la causa, que pasó a una fiscalía.

"Nunca secuestraron los perros ni me citaron a declarar en esta causa", señaló indignada, y añadió que "yo estaba segura que esto iba a volver a pasar porque los perros estaban sueltos".

Fuentes policiales confirmaron que existe un antecedente respecto a estos perros y que la denuncia ingresó el 16 de abril. En ese sentido informaron que en ese momento fue girada a la fiscalía a cargo de Mauricio Romano.

Lo cierto es que María Esther, entre llantos, dijo que "todavía no me recuperé de las lesiones y del miedo que me generó esta situación".

Fuente: UNO San Rafael

Más Leídas