Mendoza Mendoza
domingo 12 de junio de 2016

Los Penitentes inició su temporada con las pistas repletas de esquiadores

El primer día reunió a muchos amantes del deporte blanco. No llegaron tantas familias hasta el complejo, pero se espera que sí lo hagan el próximo fin de semana.

Cielo despejado, sol radiante como pocas veces se vio en los últimos meses y las pistas cubiertas de nieve. Así, con la presencia de cientos de esquiadores ansiosos de volver a practicar el denominado deporte blanco, inauguró Los Penitentes su temporada 2016.

Aunque la apertura estaba prevista para el fin de semana que viene, los temporales cargados de nieve que cayeron en alta montaña durante la última semana permitieron que fuera el sábado el día indicado para abrir. La decisión no tomó por sorpresa a nadie, sino que alegró a cientos de deportistas que esperan durante todo el año que llegue el invierno.

Desde muy temprano –las pistas están abiertas de 1 0a 17– se pudo ver en la casilla de venta de tickets una larga fila de personas deseosas de comprar su pase y no bien se hizo la hora señalada, comenzaron a subir en la aerosilla para bajar una y otra vez en esquíes o snowboard.

La buena noticia del primer día fue que todas las pistas estaban habilitadas, desde bien temprano las que están en la zona baja, y algunos minutos más tarde las de arriba, más atractivas para los experimentados.
Lo que llamó la atención es que la gran mayoría del público eran personas solas o con sus grupos de amigos (de entre 20 y 50 años), pero se vieron muy pocas familias disfrutando de la nieve en esta primera jornada.

"Normalmente recibimos todo tipo de público pero hoy (por ayer), por las nevadas que hubo vinieron los que saben esquiar, les gusta y quisieron vivir la experiencia de la nieve polvo que hay en las pistas de arriba. Están todos desesperados", explicó Gonzalo Valdemoros, gerente de Los Penitentes.
En cuanto a las familias, aseguró que seguramente será el próximo fin de semana, que es largo por duplicado ya que son feriados el viernes 17 y el lunes 20, el que elijan para ir por primera vez en el año a la montaña.

"De todas formas, tuvimos mucho público, lo que por suerte no nos agarró de improviso", continuó.
Para esta temporada, las mejoras en el centro de esquí estuvieron centradas en el área gastronómica, que durante el año pasado en fechas importantes se vio colapsada de personas. Actualmente, cuenta con un restorán en la hostería que está abierto las 24 horas, locales estilo foodtrucks y otros restoranes como La Herradura (en la base) o La Barraca y El Límite (ubicados en distintos puntos en altura).
Otra decisión para este año fue la de sacar el boliche, que ya no se usa en casi ningún complejo de esquí, ampliando el afterski para no cortar la movida nocturna.

Luego de esquiar los deportistas pueden participar en un fogón, con música y bandas en vivo, televisores, metegol y pool, todo con un fin más recreativo y dinámico.
Para los más chiquitos hay una guardería y están por concluir un sector con un minicine y juegos para niños que funcionará de 15 a 18.

"Lo que tiene Penitentes es que llegan esquiadores expertos que vienen a hacer fuera de pista porque la montaña es muy grande, con inclinaciones y pendientes enormes, otros que usan las pistas habituales, otros las pistas escuela y mucho público que viene a conocer la nieve simplemente", concluyó el directivo.
Fuente:

Más Leídas